Jon Agiriano: «Quería hacer justicia con muchos futbolistas»

Periodista, autor del libro «lo mejor del fútbol»


Desde niño, Jon Agiriano (Bilbao, 1964) siente fascinación por el fútbol. Su mujer le pidió hace un año que volcase en un libro las historias que le contaba a sus hijos. Lo mejor del fútbol (A Fin de Cuentos) propone un viaje por todo lo bueno del deporte del balón. «Solidaridad, valentía, fidelidad, honradez, compañerismo... Historias ejemplares de tu deporte favorito que te gustará conocer», resume la frase que acompaña al título. «Se trata de un homenaje a los protagonistas de estas historias, que no había visto reunidas. Quería hacer justicia con muchos futbolistas», explica el periodista vasco, con otros dos títulos anteriores, La noche vencedora y Una cuestión de orgullo, las 24 Copas del Athletic Club.

-Ahora abundan libros sobre deportes, pero no con un enfoque como el suyo, más pedagógico.

-Es cierto. Hoy hay una cantidad de información enorme, frente a la que tuve yo de pequeñito, que era muy escasa. Pero gran parte de lo que les llega ahora a los niños es insustancial y no tienen ni idea de las grandes historias del fútbol.

-La mercantilización del fútbol es otro obstáculo a la fidelidad y honradez del fútbol que sí había antes en la élite.

-Ahora se mueve tal cantidad de dinero que es más difícil ser ejemplar o fiel a un club, como hizo en su día Matt Le Tissier. Hoy al Deportivo, al Sporting o al Athletic se les hace imposible que uno de los mejores del mundo decida estar toda la vida en su club. Al Athletic le duran año y medio los jugadores de cantera, como le pasó con Kepa.

-En el libro está la historia de Yeray Álvarez y su batalla contra el cáncer. ¿Qué otros personajes actuales tuvo que dejar fuera?

-Con historias como la de Yeray se puede hacer un libro entero. Poco después de terminar este, supimos que Óscar de Marcos visita a los chavales de Oncología del hospital de Basurto casi todas las semanas, no una vez al año. Y no se lo dice a nadie. Es otro ejemplo el suyo.

-¿Cuál es su historia preferida del libro?

-No lo sé. Pero le tengo especial cariño a la historia del uruguayo Obdulio Varela en el Maracanazo contra Brasil. Me parece un ejemplo de cómo hay que ganar. Ese día hizo todo para conseguirlo, metiendo presión a sus compañeros, animando, jugando... Uruguay solo ganó porque tenía un jugador como él, con semejante carácter competitivo. Pero cuando llegaron al hotel para celebrar el título, él se fue a consolar a los brasileños por su dolor, a hablar con ellos en los bares. Eso me llamó la atención. Haces todo para ganar, pero también hay que saber estar cuando otro lo pasa tan mal. Es un ejemplo moral de cómo ganar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jon Agiriano: «Quería hacer justicia con muchos futbolistas»