Giannis, la estrella inclasificable

Griego de origen nigeriano, a sus 24 años Antetokounmpo es ya el tercer jugador más eficiente de la liga y la clave del espectacular crecimiento de los Bucks


El huracán que arrasa la NBA. Giannis Antetokounmpo, el todoterreno griego de ascendencia nigeriana que, en su quinta temporada en Estados Unidos, parece decidido a, en primer lugar, asaltar la Conferencia Este tras la fuga de LeBron al Oeste, y, después, hacer frente al dominio de los Warriors. Por lo pronto, su equipo, Milawukee Bucks, infligió la primera derrota en su cancha del Oracle Arena a los actuales campeones (111-134), que además perdieron por lesión a su gran estrella, Stephen Curry.

Giannis Antetokounmpo volvió a lucirse en solo 26 minutos, al acabar con 24 tantos, 9 rebotes y 4 asistencias, colaborando a que los Bucks alcanzaran la segunda plaza de la Conferencia Este (9 victorias y 2 derrotas) a un triunfo de Toronto. Seis meses atrás, cerraron la fase regular con 44 victorias y 38 derrotas, séptimos del Este; después, cayeron en la primera ronda del play off, aunque pusieron contra las cuerdas a los Celtics (4-3).

Ahora, de la mano de Giannis, parecen preparados para empresas mayores. A mitad de la campaña pasada despidieron a Jason Kidd -el mito que había cuidado los primeros pasos de Antetokounmpo- para cederle el bastón de mando en el inicio de esta a Mike Budenholzer, un técnico con prestigio tras su paso por Atlanta. Los Bucks, que apuntalaron la plantilla con algún veterano (Ilyasova o Brook Lopez), han mejorado en defensa, pero sobre todo, han pasado de los 106 puntos que promediaron la campaña pasada a los 121 actuales. Y Antetokounmpo es su gran responsable.

Hijo de un futbolista y de una saltadora de altura, Giannnis nació en diciembre de 1994 en Grecia, a donde sus padres habían emigrado en busca de un futuro mejor. La venta ambulante y la recogida de naranja fueron el sustento familiar hasta que un avispado ojeador griego reclutó a Giannis para el Filathlitikos de la segunda griega. Su hermano mayor, Thanasis, ex del Andorra, juega en el Panathinaikos, y los dos pequeños (Kostas y Alexis) siguen el mismo camino.

Ex del CAI

En el 2012, aún sin la nacionalidad griega, lo fichó el CAI Zaragoza gracias a un vídeo que cayó en manos de su entonces director deportivo, Willy Villar. Unos meses después, los Bucks lo incluyeron en el draft del 2013, abonaron la cláusula de rescisión al conjunto español y se lo llevaron para Milwaukee. Cinco años después, el espigado Giannis es el tercer jugador más eficiente de la NBA y le pisa los talones a los dos primeros (Anthony Davis y Curry), y promedia 25,6 puntos, 12,9 rebotes y 5,7 asistencias por partido.

Si se fabricara en un laboratorio, con sus 211 centímetros de altura (y una envergadura de 221), Antetokounmpo respondería al jugador ideal del siglo XXI, una inclasificable mezcla de base, pívot y alero. Una altura de pívot y un cuerpo de alero, un portento físico capaz de atravesar la cancha en un suspiro con el balón en las manos, un director de orquesta que puede defender a un center y que solo necesita pulir su lanzamiento (2 de 23 en triples) para transformarse en el mejor jugador de la NBA. Por ahora, es el jugador en el que los Bucks han confiado su futuro. A cambio de 21,3 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Giannis, la estrella inclasificable