Más expectación que un Mundial y un orgullo como argentino


A nadie se le escapa la trascendencia de un duelo de este calado entre los dos clubes más importantes del fútbol argentino. Existe a nivel social mucha incertidumbre y emoción en un pueblo que vive el fútbol muy pasionalmente. Se paralizará el país. Mucho más que si se tratase de un Mundial, porque ser de River o de Boca se lleva muy adentro. Dudo que hubiese un acontecimiento deportivo de tanta importancia o que generase tanta expectación. También he de decir que es para bien. Como argentino, para mí es un orgullo, más allá de quién juegue la final. Tiene un interés deportivo y cultural.

El River ha conseguido buenos resultados últimamente y Boca se había acostumbrado a ganar la Libertadores hace una década. Será una fiesta y ojalá que se viva en paz, porque aquí es la locura o todo lo contrario y este partido es demasiado lindo como para estropearlo.

En lo futbolístico, creo que pesará mucho lo psicológico, de modo que tendrá más opciones de ganar el que maneje mejor la presión y al que el cuerpo técnico le de consejos claros y precisos con tranquilidad. Habrá pocas ventajas ofensivas para poder definir, pocas posibilidades de crear, pero al mismo tiempo escasearán los errores defensivos. El que se levante mejor, el que maneje bien este tipo de situaciones, tendrá media final ganada. Hay que recordar que falta el partido de vuelta y eso también condicionará demasiado.

Ambos llegan en línea ascendente, y en el caso de River Plate, con un extra de subidón por el modo en el que eliminó al Gremio en el último momento. Creo que no habrá un dominador claro, porque, entre otras cosas, se conocen demasiado.

No creo tampoco que signifique que el fútbol argentino esté por encima del resto de Sudamérica, sino que ha tocado así. Pero como país volvemos a estar en la élite y será para un clásico mundialmente visto. El clásico de los clásicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más expectación que un Mundial y un orgullo como argentino