Los bandazos de Florentino Pérez

Tras filtrar que Conte ya estaba camino del banquillo para calmar el escozor de la goleada del Barça, sucumbió a la presión del vestuario para descartarlo


El Real Madrid está a la deriva porque Florentino Pérez hace tiempo que ha perdido el norte y arrastra al equipo en esta vorágine destructiva y carente de discurso. El cambio de entrenador, mejor dicho, la destitución del técnico que el presidente del Real Madrid le arrebató a la selección española horas antes de comenzar el Mundial de Rusia, no sigue ni los parámetros mínimos propios de este tipo de situaciones de crisis. Anteayer, Conte era el elegido. Ayer, el descartado.

En realidad, fue el propio Florentino Pérez el que sumió a la afición y a su propia junta directiva en una confusión que le puede costar al equipo la temporada. Un equipo que defiende una Champions histórica y que se vio anulado por acción y efecto de su propio presidente, del que huyeron su entrenador (Zinedine Zidane) y su máxima estrella (Cristiano Ronaldo) de un modo inexplicable.

Su última aportación al caos fue la gestión de la goleada (5-1) que el Barcelona le infligió el domingo al Real Madrid. Con los ánimos caldeados, se apresuró a trasladar interesadamente el nombre de Conte para lanzar un mensaje de que al vestuario lo que le hacía falta para enderezarse era mano dura.

Por supuesto, los pesos pesados de la plantilla lo captaron a la primera. Y fue el capitán, Sergio Ramos, el que salió a matizarle que la férrea disciplina, en el equipo blanco, no encaja con gusto. «Hemos ganado todo con entrenadores que ya conocéis, al final la gestión del vestuario es más importante que el conocimiento técnico de un entrenador», aseguró el defensa andaluz todavía desde el Camp Nou. No solo eso, sino que añadió como dardo: «El respeto se gana, no se impone».

Al parecer, el presidente tuvo que recular por la presión del vestuario, y prefirió filtrar otra versión (cuando todavía estaba reunida la junta directiva): Conte no era el adecuado porque ya había tenido roces con futbolistas en sus anteriores clubes. Lo decían los informes, según el club.

Sin embargo, otras fuentes aseguraban que el preparador transalpino había solicitado un proyecto sólido sostenible a largo plazo y mando en plaza, algo que el presidente del Real Madrid no estaba dispuesto a conceder. Así que la opción de Conte fue perdiendo peso, aunque todo apunta a que la plantilla pagará el peaje correspondiente a haberle ganado un pulso a un presidente que no olvida ni perdona.

De este modo, Florentino da portazo a un entrenador que apenas le ha durado 140 días. Solo Camacho y García Remón le aguantaron menos. Por otra parte, ha provocado que Lopetegui se trague su segunda destitución en menos de cinco meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los bandazos de Florentino Pérez