América demanda Veros Boquete

Jugadoras gallegas como Carmela, Ameneiros, Caro, María Vidal o Patricia Carballo han sido fichadas por equipos universitarios de Estados Unidos


Redacción

Verano del 2011. Vero Boquete aterriza en Filadelfia. Una jugadora gallega semidesconocida en el fútbol internacional. Eran tiempos en los que España era tercermundista en este deporte. Y la santiaguesa sorprendió a propios y extraños logrando el premio mvp de la liga regular más importante del planeta (la WPS) y un brillante subcampeonato. Han pasado siete años desde entonces, el fútbol femenino español ha crecido una barbaridad, y ahora son las universidades americanas las que demandan el talento de aquellas niñas que soñaban ser como Vero Boquete. Gallegas como Carmela Barro, María Ameneiros, Caro Brañas, María Vidal o Patricia Carballo ya se han animado a dar el paso; y otras, como la deportivista Lía Muíño, lleva tiempo seducida por la idea y posiblemente se sume a ellas en cuanto complete su expediente académico.

Carmela Barro Casanova (Ferrol, 1999) afronta su segundo curso en Estados Unidos, tras haber jugado anteriormente en el Racing y en el Dépor. «Estoy estudiando la carrera de Matemáticas y Física en Oakland University (Rochester, Míchigan). El fútbol de aquí es diferente al de España, ellos se basan en el físico, las jugadoras son atletas, y los primeros meses me costó adaptarme. Pero ahora mismo estoy jugando muchos más minutos, todavía noto la diferencia, pero estoy mucho más cómoda. Mi experiencia aquí está siendo muy positiva, estoy haciendo amigas de todo el mundo, ya soy capaz de hablar inglés fluido y estoy sacando dos carreras al mismo tiempo», explica.

Una excompañera de Carmela en el Dépor, María Ameneiros Yáñez (Ferrol, 1999), también se fue en el 2017 a Estados Unidos, concretamente a Cardinal Stritch University (Milwaukee, Wisconsin). «Estoy haciendo un doble grado en Comunicación y Relaciones Públicas y la verdad es que estoy muy contenta. El sistema aquí es diferente, porque pese a que entrenamos mucho, tenemos muchas facilidades para compaginar el fútbol con los estudios. A los atletas aquí los cuidan mucho, tanto física como mentalmente. Jugamos dos partidos a la semana y entrenamos todos los días, pero es algo a lo que te acostumbras», explica la exjugadora del O Val, Orzán y Dépor.

Ameneiros comparte universidad con Carolina Brañas Soria (A Coruña, 2000), aunque en su caso afronta sus primeros meses. «Estoy estudiando Márketing mientras juego al fútbol en el equipo de la universidad. Creo que tenemos posibilidades de quedar entre los tres primeros. Me estoy adaptando muy bien, sobre todo porque aquí hay muchos estudiantes internacionales. Y eso que me costó tomar una decisión, porque involucra un cambio importante tanto a corto como a largo plazo. Pero pensar en conocer gente nueva, un país diferente y en aprender un idioma me ayudó a decidirme», explica la exfutbolista del Orzán, Deportivo B y Victoria. De hecho, Caro ha sido nombrada recientemente estudiante y atleta de la semana.

La mayor de todas es María Vidal Souto (A Coruña, 1998), que se desarrolla tanto académica como deportivamente en Mercyhurst University (Erie, Pensilvania). «Estudio Márketing con una especialización en Social Media y Diseño Web. La liga en la que juego es la NCAA II, que abarca solo el estado de Pensilvania, y aun así recorremos grandes distancias (5-6 horas de viaje) para jugar algunos partidos. El fútbol es más físico, el tipo de juego es más directo y con mucha lucha por balones divididos. Otra diferencia es que la federación controla a las universidades, así como que las reglas tanto dentro como fuera del campo se cumplan. Un ejemplo es que tenemos cierto número de horas de entrenamiento permitidas», relata la exjugadora del Orzán, que afronta su tercer año con las Mercyhurst Lakers.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

América demanda Veros Boquete