A un triunfo de sellar la «final four»

España puede lograr ante Inglaterra ser la primera selección que logra plaza para la fase final


Pocos podían imaginar que España, tras lo sucedido en verano en Rusia y después de que tres leyendas como Andrés Iniesta, Gerard Piqué y David Silva dejasen La Roja, podría ser la primera selección de Europa y clasificarse para la 'final four' de la Liga de Naciones ya en la tercera jornada de un grupo que comparte con dos selecciones que se jugaron una plaza en la final del Mundial a mediados del mes de julio en el Luzhnikí. Una victoria ante Inglaterra certificaría de modo matemático el pase de La Roja para optar al título el próximo verano mientras que un empate dejaría el billete virtualmente sellado tras el empate del sábado entre croatas e ingleses que obligaría a los balcánicos a una goleada inaudita (por siete goles) en la visita española a Zagreb el próximo 15 de noviembre. «Me gusta y a nosotros nos ha venido muy bien. Poder competir con estas selecciones ha sido un punto de motivación muy grande para nosotros que hemos perdido un poco el estatus, somos novenos en la clasificación de la FIFA y estamos deseando subir puestos y alzarnos en los arriba. Para eso, necesitamos ganar, estos partidos sirven para eso y necesitamos ganar trofeos», recuerda Luis Enrique.

El asturiano, con sólo tres partidos en el cargo, ha devuelto la ilusión al país por un conjunto que viene de desaprovechar los tres últimos torneos oficiales, en los que no llegó a meterse entre los ocho mejores. Más allá de los posibles rivales del próximo verano (Portugal, Bélgica y Francia, viendo el desempeño de Alemania, parecen los más probables), es el rendimiento y juego de España lo que ilusiona. Doce goles a favor y sólo dos en contra son los números de un equipo que ha evolucionado de la manera que su técnico quizá no imaginaba lograr en tan corto espacio de tiempo. Luis Enrique parece haber hallado un plan definido y además ha recuperado a futbolistas que por unas razones u otras no habían brillado con la selección. Quizá el caso más llamativo es Alcácer, que regresó con un doblete (sale a un gol cada 95 minutos con España) y aspira a ocupar un sitio en el tridente en el que Aspas y Rodrigo parecían tener un sitio reservado este lunes después de las rotaciones que se vieron en Cardiff (1-4). Allí también brilló Rodri, con más de un 97% de acierto en pases, y Marc Bartra, que cerró la goleada, aunque en principio ambos serán suplentes ya que tanto Sergio Busquets como Nacho fueron reservados para repetir el once de Wembley (1-2), que podría repetirse con la única variación de César Azpilicueta y Marco Asensio por los convalecientes Dani Carvajal e Isco Alarcón. Así Marcos Alonso volvería al lateral, con la duda de los puestos ofensivos en los que Alcácer, enrachado desde que se marchó a Alemania con un gol cada 23 minutos, podría tener una opción.

Luis Enrique, que insiste en que se está «en un proceso de evolucionar nuestro modelo», sabe de las dificultades sufridas en el pasado para medirse a defensas de tres centrales (Holanda, Chile, Italia o Rusia provocaron la eliminación de La Roja con ese sistema desde 2014) y ha trabajado las opciones para combatirlas... pero ahora curiosamente Gareth Southgate duda si mantener el plan que le condujo a un éxito notable en Rusia u optar por otro distinto sin carrilero y con sólo cuatro atrás, como hiciera en Croacia. «Siempre estoy abierto a cualquier posibilidad. Los entrenadores siempre probamos cosas. Pero podemos hacer daño desde nuestro estilo (4-3-3) sin tener que replicar lo que hacen ellos y jugar nosotros con tres», explicó ya el día de la lista sobre el juego de los ingleses.

Las bajas (a las de Rose, Shaw, Alli, Delph y Lingard por lesión se unen las sanciones a Henderson y Stones) se añaden a la necesidad de sumar para no descender a la Segunda División de la Liga de Naciones, lo que hace que el técnico inglés piense en un 4-3-3 similar al que utiliza el seleccionador español. Ben Chilwell, el joven del Leicester que se estrenó ante los alerquinados, podría mantenerse en el once junto a Joe Gomez y Maguire, puntal en el juego aéreo de los 'pross'. Harry Winks podría acompañar a Eric Dier y Ross Barkley en el centro del campo con Raheem Sterling y Marcus Rashford por las alas para flanquear a Harry Kane. El ariete del Tottenham, pese que fue pichichi en el Mundial, lleva seis partidos sin marcar (desde octavos contra Colombia de penalti) y quiere reinvidicarse en suelo español, donde tampoco marcó en su primera visita (2-0 en Alicante en 2015). Southgate viene insistiendo en olvidar la euforia del pasado verano y repite la necesidad de crecer ante los grandes conjuntos, sigue armando un bloque con muchos jóvenes (Jadon Sancho, compañero de Alcácer en Dortmund, ha sido reclutado con sólo 18 años y 201 días, siendo el segundo debutante más joven de la historia inglesa tras Duncan Edwards), de buenas condiciones técnicas y capacidad de mejorar. La presencia de Jordan Pickford bajo palos le ha dado seguridad atrás (no ha encajado en cuatro partidos a domicilio) pero sigue dependiendo demasiado de Sterling y, sobre todo, de Kane.

Gran ambiente y lluvia

Se espera un gran ambiente en Sevilla, ya que España regresa al Villamarín 8.351 días después, aunque sí visitó la ciudad en 2015 para imponerse a Ucrania en pleno camino a la Euro de Francia 2016. Aún no se ha colgado el no hay billetes, y este domingo se estaban vendiendo las últimas entradas en las taquillas del Villamarín antes de que la gente recogiese su invitación para la sesión a puerta abierta. Quizá no se completen los 60.000 espectadores, pero faltará muy poco, por lo que será la mejor entrada de España en el estadio verdiblanco gracias a la última remodelación.

Heliópolis ha dado suerte a España tradicionalmente (con el recordado 12-1 a Malta como gran hito) aunque la última derrota en partido clasificatorio fue allí: ante Francia, lo que costó la presencia en la Euro de 1992. Por la ciudad se pueden ver hinchas ingleses que no esperaban la lluvia en la ciudad ni tampoco un equipo con tantas incógnitas después del buen hacer del pasado verano. Pita Szymon Marciniak, un polaco con el que la selección ganó a República Checa y que arbitró la Supercopa de Europa en Tallín hace unas semanas.

Luis Enrique: «Solo contemplamos la victoria porque es el único resultado que nos clasifica»

Luis Enrique definió como «perfecto» el comienzo de su etapa al frente del equipo nacional y aseguró estar «preparado» para cuando lleguen los momentos más difíciles. «No está siendo fácil. Estoy preparado para esto y para cualquier otra situación. Adaptado a lo que es una semana de trabajo con los jugadores y tres de trabajo de vídeos, de seguimiento de los jugadores. Contento de lo que tenemos. Todo está siendo perfecto», manifestó.

Luis Enrique apareció en rueda de prensa para analizar el partido en el Benito Villamarín. «He estado (en Sevilla) en muchas ocasiones con la selección cuando era jugador. El público siempre ha estado con nosotros y eso es básico para nosotros. Muy contento de estar aquí porque es una ciudad especial y con leyenda», destacó el seleccionador español.

Según Luis Enrique, «los jugadores se han recuperado bien» del partido amistoso ante Gales. «Solo contemplamos la victoria porque es el único resultado que nos clasifica y para ello tenemos que ser superior al rival», explicó.

-Alineaciones probables:

España: De Gea, Azpilicueta, Nacho, Ramos, Marcos Alonso, Busquets, Thiago, Saúl, Aspas o Alcácer, Rodrigo y Asensio.

Inglaterra: Pickford, Chilwell, Maguire, Gomez, Trippier, Barkley, Dier, Winks, Rashford, Kane y Sterling.

Arbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

Estadio: Benito Villamarín.

Hora: 20:45 TV: La 1, TVE

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A un triunfo de sellar la «final four»