Un punto sin sabor en Tenerife

El Lugo saltó al Heliodoro con un planteamiento conservador y no pudo aprovechar la presión del rival


LUGO / LA VOZ

Sin riesgos en Tenerife. El Lugo apostó en el Heliodoro por un planteamiento conservador y no fue capaz de arañar más que un punto en el estadio chicharrero. Los gallegos saltaron al campo con la idea de estar juntos y dormir el partido para dejar que la presión hiciera su trabajo y venciera a los locales. No fue así, los canarios aguantaron atrás y aunque tampoco fueron valientes en ataque, cometieron pocos errores. Las tablas no contentan a ninguno de los dos equipos, que se mantienen en el perfil medio bajo de la tabla con ocho y nueve puntos respectivamente.

Muchos cambios en el equipo de José Luis Oltra para recibir al Lugo, tras la derrota abultada en Mallorca, el técnico de Valencia buscaba una reacción en los suyos. Javi López con dos apuestas en su once por banda izquierda: Luis Ruiz y José Carlos Lazo. El lateral como única alternativa ante la baja de Kravets y el extremo tras demostrar su rendimiento en partidos anteriores.

Precisamente por esa banda percutió más el equipo chicharrero en la primera parte. Los rojiblancos, hoy de rosa, fueron incapaces de leer a Suso Santana, que una y otra vez hacía daño entre líneas. No supo traducir el Tenerife ese dominio en ocasiones claras. Un zapatazo de Luis Milla y un cabezazo tibio que terminó en las manos de Juan Carlos fueron prácticamente todas sus ofensivas finalizadas. Demasiados nervios en el cuadro local, que a la media hora tuvo que gastar un cambio por los problemas físicos de Montañés.

Javi López tampoco esperó demasiado en variar su once, con muchos problemas para manejar el balón por el centro del campo. Pasada la media hora, el técnico catalán sentó a Cristian Herrera y dio chance a Sergio Gil, variando ligeramente su dibujo del 4-4-2 inicial a un 4-3-3. No aparecían las soluciones para la escuadra lucense, incapaz de inquietar, con Dongou muy solo en ataque, y pasándolo mal en defensa. Malbasic continuó haciendo daño con centros venenosos hacia las inmediaciones de Juan Carlos.

Mucho más fluido en el centro del campo el Lugo gracias al cambio, recuperando el tempo del partido e imprimiendo calma al ritmo. Tenerife algo desequilibrado con tres centrales, buscando opciones verticales. A la hora de partido llegó el primer remate del Lugo entre los tres palos. Dongou afiló un cabezazo que atajó Dani Hernández sin demasiados problemas.

Cambió Oltra la estrategia, retiró a un central y sumó efectivos arriba, modificando su esquema al 4-4-2. Los gallegos intentaron dormir el partido, dejar que pasasen los minutos y sumar presión a las filas locales. Con algo más de 20 minutos por delante, fue Javi López el que tuvo que gastar un cambio por problemas físicos. Pedía papas Josete, tras sufrir problemas musculares.

Cierto descontrol reinó en el Heliodoro en los minutos finales para uno y otro equipo. Si Nano buscaba inquietar en una segunda jugada tras córner, le contestaba Lazo con un tiro raso tras desactivar a la zaga local. Los blanquiazules tenían mucha presencia en área contraria, con muchos saques de esquina consecutivos tras continuas llegadas al área de Juan Carlos.

Le faltó clarividencia a Lazo en un contraataque del Lugo cerca del descuento. Aguantó demasiado el balón cuando llegó al área de Dani Hernández y no pudo culminar la jugada.

Ficha técnica:

Tenerife, 0: Dani Hernández, Pérez, Camille, Alberto, Luis Milla, Suso, Carlos Ruiz (Joao, min 59), Montañés (Malbasic, min 28), Undabarrena (Acosta, min 79), Jorge Sáenz y Nano

Lugo, 0: Juan Carlos, Campabadal, Vieira, Josete (José Carlos, min 69), Luis Ruiz, Seoane, Iriome, Pita, Lazo (Campillo, min 90), Herrera (Sergio Gil, min 35) y Dongou

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un punto sin sabor en Tenerife