Mick Schumacher pide paso

Con su triunfo en la fórmula 3 ya tiene los puntos necesarios para conseguir la superlicencia y podría firmar el próximo año en la fórmula 1


En su momento de gloria, Mick Schumacher se comportó del mismo modo en el que lo hacía su padre Michael: en vez de una noche de fiesta, el joven piloto alemán se fue temprano a la cama para estar en condiciones de disputar la última carrera de la temporada en la fórmula 3 europea. No había nada en juego en la carrera de ayer, pero Schumacher quería cerrar el campeonato con altura y lo hizo logrando un segundo puesto en la última de las tres carreras del fin de semana en Hockenheim. De esta manera, el piloto de 19 años acabó la temporada con un balance de ocho victorias y 365 puntos. Su escolta, el británico Daniel Ticktum, acabó lejos con 308 unidades.

Tras su primer gran título en el automovilismo, el hijo de Michael Schumacher deberá definir en las próximas semanas su futuro y las opciones son varias. La posibilidad de la fórmula 1 parece de momento remota, pese a que con su victoria en la fórmula 3 consiguió los puntos necesarios para obtener la superlicencia que permite competir en la categoría reina del motor. «En las próximas semanas vamos a analizar detalladamente qué es lo que haremos el año próximo», dijo el piloto del equipo Prema.

Mick Schumacher sueña con competir en la fórmula 1 en el mediano plazo, aunque es consciente de que sería de momento un salto demasiado grande. Además, casi no hay plazas disponibles la próxima temporada. Quedarse una tercera temporada en la fórmula 3 tampoco parece lo más probable, por lo que las opciones que lucen más factibles son la fórmula 2 o la súper fórmula japonesa.

Con su actuación de esta temporada, en cualquier caso, Schumacher demostró que está en condiciones de hacer algo importante en el deporte motor. El piloto, pese a su corta edad, exhibió aplomo para cargar con la presión y el revuelo mediático que genera su apellido. «Ha demostrado que tiene lo que se necesita para convertirse en uno de los grandes de nuestro deporte», destacó Toto Wolff, el jefe de Mercedes, equipo que suministra motores a Prema.

Los gestos de su padre

El expiloto Gerhard Berger, quien fue rival de Michael Schumacher en la fórmula 1 y es el jefe del campeonato alemán de Turismos, afirmó que Mick tiene los mismos «genes de piloto» de su padre. «No solo es parecido físicamente a su padre y tiene la misma postura y forma de caminar», señaló Berger. «Ayer noté que también tiene sus mismos brazos».

Mick, además, tiene como asesora a Sabine Kehm, la misma que ofició de portavoz y luego de mánager de su padre. Y cuenta con el apoyo emocional de su madre Corinna, esposa de siete veces campeón de la fórmula 1, y su hermana Gina.

La irrupción de Mick movilizó a un deporte que todavía siente la ausencia de Michael Schumacher, quien se encuentra desde hace casi cinco años en un delicado estado como consecuencia de las lesiones cerebrales que sufrió en un accidente cuando esquiaba en los Alpes franceses.

Y si bien las comparaciones son odiosas, el joven piloto alemán parece haber cambiado el eje de las discusiones con su gran temporada. La gran pregunta ya no es si llegará algún día a la fórmula 1, sino cuándo lo hará.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mick Schumacher pide paso