Digna derrota del Leyma en el último suspiro (76-79)

Planta cara al Palma y pierde a Carlos Martínez dos meses por lesión


La Voz

El Leyma sucumbió en Riazor en el tercer encuentro de la LEB Oro contra un Palma que fue a remolque hasta el tramo final de un igualado partido. A la gesta protagonizada por el equipo naranja, asolado por las lesiones, solo le faltó la guinda de la victoria, que se quedó a tan solo cuatro puntos. Aún así, el encuentro se decantó en la penúltima jugada. Y el Leyma se marchó a los vestuarios con la nefasta noticia de la recaída de Carlos Martínez en su fractura de un dedo del pie, lo que le mantendrá alejado de la competición al menos dos meses (a falta de confirmación tras las pruebas médicas que se le realizarán en las próximas horas).

El entrenador del Leyma, Gustavo Aranzana se mostraba abatido por los golpes en forma de lesión y orgulloso del compromiso de su equipo, a pesar de la derrota. De hecho, todo se decidió en el último cuarto, a falta de dos minutos, cuando el Leyma logró empatar (74-74) un duelo que se le escapaba y que había arrimado a su ascua plantando cara a un equipo del potencial del Palma.

Sin embargo, a partir de entonces, el acierto estuvo del lado del conjunto visitante, que por medio de Fran Guerra se adelantó en primera instancia (Sabin empató a falta de minuto y medio) y sentenció (Fran Guerra otra vez) con un triple a once segundos del final, jugada que siguió a un error de Uchendu. Aranzana pidió tiempo muerto para intentar una última jugada a falta de un segundo y cuarenta centésimas, pero la ejecución no fue acertada y el Leyma cosechó su segunda derrota en tres encuentros (76-79). El jugador más valorado fue Pablo Ferreiro (19). La siguiente cita del Leyma con la LEB Oro será a las seis y cuarto de la tarde del sábado en la cancha del Prat.

«Les he felicitado y a seguir trabajando. No se puede hacer más con menos. Es un cara y cruz tras un buen partido. Estoy muy orgulloso del equipo, no se puede jugar mejor y aguantarle más a una plantilla como la de Palma, e ir ganando durante muchísimo tiempo. Hemos jugado veinte minutos espectaculares hasta que se nos acabó la batería. Hemos perdido fuelle. Y después no podemos tener peor suerte», analizó el preparador.

Hizo hincapié en la imposibilidad de rotar más debido a las lesiones, y las consecuencias que trajo esta situación sobre el importante cansancio del equipo en el tramo final.

«Estoy muy preocupado por las lesiones. La de Carlos ha sido un palo muy duro. Ahora pensar a ver qué va a pasar con él y recuperar a los demás lesionados. A ver con quién jugamos ante el Prat... Entrenamos con siete jugadores. Es complicado. No hacemos cinco contra cinco. Me quito el sombrero ante el equipo y siento no haber podido brindar la victoria a la afición, que se lo merece. Este es el camino, lo tienen que entender», analizó.

«De engranaje estamos mejor, pero a veces hacemos cosas de inexperto. Cuando quedan cuarenta segundos el balón lo tiene que tener quien lo tiene que tener. E intentar que hagan falta. Ha sido un partido para aprender», concluyó Aranzana.

LEYMA (76): Pablo Ferreiro (14), Bulic (11), Pino (0), Sabin (12), Araújo (16) -quinteto inicial-, Louissanit (2), Uchendu (10), Carlos Martínez (0) y Braxton (11).

 Palma (79): Fran Guerra (18), Motos (5), Gilbert (16), Álex Hernández (2), Ucles (12) -quinteto inicial-, Jeanne (10), Bivia (5), Noguera (2), Quintela (3) y Barber (6).

Parciales: 23-22, 21-18, 13-20 y 19-19.

Árbitros: Francisco José Zafra, José Vázquez y Salvador Patricio. Sin exclusiones.

Incidencias: Partido de la tercera jornada de la LEB Oro disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Digna derrota del Leyma en el último suspiro (76-79)