Azpilicueta regresa a sus orígenes

Tras numerosos cambios de demarcación, el navarro ha vuelto a actuar como lateral derecho, puesto en el que lo utilizará Luis Enrique contra Inglaterra


César Azpilicueta está en la lista como lateral diestro, puesto en el que viene jugando desde la llegada de Maurizio Sarri al Chelsea, y ahí participó en Cardiff durante 62 minutos antes de retirarse para que Luis Enrique hiciese debutar a Jonny Otto en el amistoso ante Gales del jueves. El navarro es un fijo con la selección desde que se estrenase como internacional en febrero del 2013 ante Uruguay en Catar en ese puesto. A finales de ese año, tras una primera campaña en Londres, asentado como lateral diestro con Rafa Benítez, logró a base de concentración colarse en el once titular del equipo entrenado por José Mourinho como 3. Todos los entrenadores del club desde que el español comenzase en esa zona (José Mourinho, Guus Hiddink y Antonio Conte) le dieron confianza en detrimento de Ashley Cole, Ryan Bertrand, Filipe Luis o Baba Rahman. «Un equipo con once Azpilicuetas podría ganar la Champions», dijo el técnico luso.

Con Del Bosque alternó costados, siendo titular en el Mundial de Brasil como 2 aunque el salmantino también lo utilizó en la izquierda en la Euro 2016. Tras aquel torneo, arrancó en ese puesto en su club, dejando a Marcos Alonso en el banquillo, pero una serie de malos resultados hicieron replantearse a Conte su plan y pasó a jugar con tres centrales. Ahí colocó a Azpi, como central diestro, un puesto en el que había debutado con éxito de la mano de Vicente del Bosque precisamente ante Inglaterra en Alicante para frenar en la recta final del encuentro a Harry Kane y Wayne Rooney pese a que tenía a Nacho y San José en el banquillo.

En ese puesto ganó una Premier jugando todos los minutos del campeonato (3.420), siendo el que más pases dio (2.459), el que más balones robó (304), el que más pelotas despejó (351) y el que más faltas cometió (81). Por todo ello estuvo nominado a mejor jugador de la Liga junto a sus compañeros Eden Hazard y N’Golo Kante.

Ahora, casi tres años después y ya siendo capitán blue, ha vuelto a su origen como 2 tanto en su actual club -antes lo hizo en Osasuna y Marsella- como en la selección, con la que no pierde cuando ha participado en el césped desde el 2014. Azpilicueta, comenzó de extremo y ha jugado en todas las posiciones en su carrera menos de portero y 9 puro, es el comodín de todos los seleccionadores, un fijo para Del Bosque, Lopetegui y ahora Luis Enrique. «No veo estos cambios de posición como un hándicap, sino como algo extra que puedo ofrecer. En una selección la posibilidad de jugar en varias posiciones puede ser más importante que en un club. Permite que el entrenador pueda escoger mejor en menos tiempo. Cuando fui central aprendí a manejar situaciones en defensa con espacios más amplios y a tomar decisiones a las que antes no estaba acostumbrado».

Luis Enrique cuenta con él para medirse a Inglaterra como sustituto del lesionado Dani Carvajal, ya que le dio descanso en la recta final del duelo ante Gales como hizo también con Ramos tras una primera hora en la que a la selección casi ni le generaron peligro. «Estoy contento porque el trabajo defensivo que habíamos hablado, para intentar mejorar el posicionamiento en repliegue medio, y la presión funcionó. Prácticamente no hemos sufrido», apostilló el técnico, que también cuenta con el citado Jonny y Nacho para ese puesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Azpilicueta regresa a sus orígenes