El Leyma camina hacia la SAD

El club coruñés someterá a la aprobación de sus sociosel 24 de octubre la transformación en Sociedad Anónima Deportiva


El Básquet Coruña ya ha puesto fecha para iniciar su transformación en Sociedad Anónima Deportiva, será el 24 de octubre, día en el que ha convocado a sus socios a una asamblea ordinaria y extraordinaria que se celebrará en el hotel Eurostars Atlántico. En la primera se tratarán los asuntos habituales de lectura y aprobación de las acta de la asamblea anterior, además de la aprobación de las cuentas y el presupuesto de la temporada que acaba de comenzar. Será en la segunda, la extraordinaria, cuando el club coruñés someterá a la aprobación de sus socios la transformación en Sociedad Anónima Deportiva, camino que ya había anunciado al finalizar la pasada campaña y que espera finalizar antes de finalizar la actual.

En la asamblea del 24 de octubre, el Leyma Básquet Coruña propondrá a sus socios un capital social de 60.000 euros, la cifra mínima que marca el Consejo Superior de Deportes (CSD) para los procesos de conversión voluntaria, ya que ni el club está en causa de disolución ni tiene un patrimonio neto negativo. Será un primer paso, ya que la intención de la junta directiva, una vez aprobada la transformación, es la de acometer «de manera inmediata» una ampliación de capital para «alcanzar los umbrales necesarios para participar en un futuro en la ACB»; es decir, acercarse en la medida de lo posible al capital mínimo obligatorio para disputar la máxima categoría, que, aunque cada temporada puede sufrir una leve modificación, actualmente es de aproximadamente 1,7 millones de euros.

De esta forma, la junta presidida por Roberto Cibeira y con Juan Fernández Herrero -anterior presidente- cumple con el objetivo que se fijó el 7 de junio cuando tomó posesión; dar un impulso al proyecto y anticiparse, siguiendo el modelo de otras entidades que ahora están en la élite, como el Club Baloncesto Miraflores de Burgos, que comenzó su conversión en el 2016 y la cerró en mayo del 2017, justo un mes antes de ascender a la ACB. Adelantarse a esa posibilidad y capitalizar al club para consolidar la situación económica y estar más preparado ante un hipotético ascenso es lo que se persigue con una decisión vital para el futuro de la entidad.

Antes de aprobar la transformación en SAD, los socios valorarán todo el proceso que les propone la junta directiva, incluida la memoria, el borrador de nuevos estatutos y los modelos de suscripción de acciones. Posteriormente, se someterá a votación la conversión en SAD y el capital social de 60.000 euros (cifra que consideran factible de ser alcanzada), así como la propuesta de darle un valor nominal a cada acción de 50 euros. El capital social se repartirá en 1.200 acciones, con una relación aproximada de cinco por cada socio, cifra a la que tendrá derecho en una primera fase, aunque en fases posteriores podría incrementarlas si no se cubre todo el capital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Leyma camina hacia la SAD