Mendizorroza enjuicia el bache del Real Madrid

Los blancos viajan a Vitoria, donde no pierden desde hace más de 87 años, con Bale de vuelta y la misión de revertir el mal momento que atraviesan


Inmerso en su peor momento de la temporada, tras encadenar tres tropiezos entre Liga y Champions y acumular 319 minutos sin ver puerta, el Madrid visita Vitoria, donde no pierde desde hace más de 87 años, para medirse al Alavés de Abelardo, gran sorpresa en lo que va temporada.

La mala racha de resultados y la carencia de gol desde el 22 de septiembre han disparado las alarmas en Chamartín, desencadenando un conato de crisis que el Real Madrid pretende abortar en Mendizorroza, donde la pasada campaña ganó con un doblete de Dani Ceballos. Fue la novena victoria consecutiva de la escuadra de Concha Espina ante el Alavés desde que el 23 de febrero de 2002 se impusiese en el Santiago Bernabéu por 3-1. Completar la decena es imprescindible para evitar que el bache pase a mayores.

Pese a que Lopetegui recordó que «los objetivos del club están intactos» y que su equipo tiene «los mismos puntos» que el Barça, el campeón de Europa reedita la marcha a estas alturas de la campaña pasada y firma sus peores registros ofensivos de los últimos diez años. El regreso de Bale, que se perdió el pulso con el CSKA por las molestias que le sacaron en el descanso del derbi, alivia a Lopetegui, que recupera al futbolista con más colmillo de su plantilla y cuyo olfato necesita para romper su nefasta racha de tres partidos sin ganar ni marcar.

Benzema o Mariano

Gareth Bale volverá a integrarse en la delantera, de la que podría caerse Benzema, el único del plantel que ha disputado como titular los diez partidos del presente curso. El francés dejará su puesto a Mariano si Lopetegui opta por premiar el empuje del hispano-dominicano. A la portería retornará Courtois. Las ausencias de Marcelo, que sigue recuperándose de su lesión en la pierna derecha, y de Carvajal, que estará al menos un mes y medio de baja, abrirán paso a Reguilón y Odriozola en las alas, toda vez que Nacho se perfila como acompañante en el eje de la zaga de Sergio Ramos.

En Moscú fue suplente Modric, cuyo destino podría ser nuevamente el banquillo después de que Lopetegui confesase que su idea era que no jugase contra el CSKA, pero que tuvo que recurrir a él por el discurrir del encuentro. El croata dejaría su puesto a Ceballos en el estadio en el que brilló doce meses atrás.

Espoleado por su notable inicio de temporada, en el que llegó a coquetear con el liderato, el Alavés encara el partido dispuesto a enmendar los errores que le hicieron claudicar ante el Levante en el Ciudad de Valencia. Al optimismo de jugadores como Jonathan Calleri que abogan por jugarle «de igual a igual» a los blancos y que ven una oportunidad de aprovechar el mal momento por el que atraviesan, contrapone Abelardo su prudencia.

Precisó el técnico que aunque los futbolistas del Real Madrid «necesitan un período de adaptación con Lopetegui», han «mejorado en muchas cosas» como «la presión tras pérdida de balón». «Tienen que tener un mal día y nosotros un día perfecto para poder ganar», avisó un preparador tiene las bajas en defensa de Rodrigo Ely y Adrián Marín por lesión y que mantiene la duda del atacante ghanés Twumasi.

Alineaciones probables:

Alavés: Pacheco, Ximo Navarro, Maripán, Laguardia, Duarte, Ibai Gómez, Brasanac, Wakaso, Jony, Sobrino y Calleri.

Real Madrid: Courtois, Odriozola, Nacho, Sergio Ramos, Reguilón, Casemiro, Kroos, Ceballos, Bale, Marco Asensio y Mariano.

Árbitro: Santiago Jaime Latre (C. Aragonés).

Estadio: Estadio de Mendizorroza (18.30 h. , beIN LaLiga).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mendizorroza enjuicia el bache del Real Madrid