ACB. Año I después de Navarro


La ausencia de Juan Carlos Navarro tras su retirada como jugador, marca un antes y un después en la era ACB. Dos décadas viendo jugar al escolta catalán diseñan una competición diferente. El Madrid del Lasismo, porque sin duda alguna Pablo Laso señala una época gloriosa para la casa blanca, parte de nuevo como el gran favorito. Y para muestra, la muesca en Santiago hace apenas una semana con la Supercopa.

Son favoritos para todos los títulos los blancos. Ha empezado el Madrid mucho mejor que otras fases de preparación, como dando muestras que supera sin traumas la época Doncic. Serán los merengues el rival a batir. Y por ahí entra el dueto azulgrana, Barcelona y Baskonia. Pesic continúa reconstruyendo el equipo y en este inicio ya ha dado ciertos sobresaltos a sus seguidores, con marcadores, a priori, sorprendentes.

Como Pesic, Pedro Martínez llegó a Vitoria empezado el curso anterior y lo terminó de forma excelente. Es más, Baskonia apunta muy alto. Quiere dar en la diana. Algún título nacional y jugar la Final Four que tiene al conjunto alavés como organizador.

Al trío le siguen los clásicos Valencia, Unicaja y Gran Canaria, que son bajo la premisa del dinero, los equipos con presupuesto para competir a los grandes. Veremos como los isleños llevan el reto de jugar los viernes en Euroliga partidos de un altísimo nivel de esfuerzo y en 48 horas o menos, ponerse el mono de ir a pistas más modestas pero esperas con cuchillos en los dientes. Además de los desplazamientos...

Andorra, Tenerife y Murcia son el siguiente triángulo. Competición europea por medio para todos ellos. Los primeros en la Eurocup y los otros dos en la Champions League. Son proyectos muy consolidados. Y se han movido bien en los despachos durante el verano.

Claro que esta campaña, la ACB resulta diferente para Galicia. Revivir un duelo gallego es un aliciente especial. Volvemos a recuperar aquellas épocas de Ferrol, Ourense y Lugo, con muchos años peleando por la hegemonía autonómica en la ACB. Ahora Obradoiro y Breogán honran nuestro baloncesto. Los de Moncho Fernández son una apuesta segura al equipo modesto, bien planificado, explotado al máximo, una afición de diez y que necesita tener algo de suerte en el látigo de cualquier conjunto, las lesiones. Lugo vuelve con todos los honores y seguro que el público está dispuesto a ofrecer un par de victorias extra. Esas que llegada la hora del recuento final, determinan si estás o no estás en el oro del básquet nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

ACB. Año I después de Navarro