Márquez se lleva el apasionante duelo con Dovizioso y es más líder

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) se ha llevado la victoria, sexta del año para él, este domingo en la carrera de MotoGP del Gran Premio de Aragón, decimocuarta cita del Mundial, después de imponerse en una vibrante lucha al italiano Andrea Dovizioso (Ducati), todo en una prueba en la que Jorge Lorenzo (Ducati) se fue al suelo en la primera vuelta y abandonó con una luxación en un dedo del pie


Teruel

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) marcó territorio en el Gran Premio de Aragón de MotoGP al sumar su sexta victoria de la temporada y la tercera consecutiva, con la que incrementa su ventaja al frente de la clasificación provisional hasta los 72 puntos.

Márquez inauguró su primera curva en un circuito mundialista el pasado jueves y sin decir una palabra más alta que otra, asegurando a todos que había que pensar en el campeonato, todo cambió en las últimas vueltas de la carrera del domingo, en la que «encendido» tras su épica pelea con Andrea Dovizioso entendió que no le valía más resultado que la victoria y se fue decidido a por ella.

El piloto de Repsol Honda tenía ganas de ganar a las Ducati y lo hizo de la mejor manera posible, convenciendo, si bien es cierto que éste de Motorland Aragón es un trazado muy favorable a sus características de pilotaje, con más curvas a izquierdas que a derechas y en donde ya ha ganado los tres últimos años de manera consecutiva camino del que será en 2018 su quinto título mundial de MotoGP.

Primera apurada de frenada del circuito y primera noticia de la carrera de MotoGP, al volar por los aires el español Jorge Lorenzo (Ducati Desmosedici GP18), que había sido el más rápido de entrenamientos, en tanto que por dentro era Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) el que se ponía de manera efímera líder.

Apenas unos metros más tarde, mientras que a Jorge Lorenzo se lo llevaban las asistencias médicas del circuito en camilla tras verle renqueante al caminar, su compañero de equipo, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP18), se ponía líder, por delante de Marc Márquez y con los dos pilotos oficiales de Suzuki, el italiano Andrea Iannone y el español Alex Rins, tras ellos.

Lorenzo entró demasiado colado en esa zona del circuito, fuera de la trazada habitual y por tanto más sucia de lo normal, lo que seguramente provocó el deslizamiento inesperado de la rueda trasera de su Ducati que le lanzó por los aires y le hizo estrellarse violentamente contra el suelo.

Trasladado al centro médico del circuito, al campeón de Palma de Mallorca se le diagnosticó la dislocación del dedo gordo del pie derecho.

Más atrás, otro de los focos de atención se centró en el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), quien desde el decimoctavo puesto, sexta línea, ascendió cinco posiciones en la primera vuelta y otras dos en la siguiente, mientras que su compañero de equipo Maverick Viñales era todo lo contrario, desde la undécima posición cayó tras una mala salida cuatro/cinco puestos.

Dovizioso y Márquez marcaron sendas vueltas rápidas en el segundo giro, en el mismo que la carrera perdió a otros de sus protagonistas, igualmente por caída, el español Álvaro Bautista (Ducati Desmosedici GP17) y el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), y poco antes de que Alex Rins superase a su propio compañero en Suzuki para colocarse tercero tras el rebufo de Márquez.

Poco a poco se fueron definiendo las posiciones pero al frente de la carrera se mantuvo Dovizioso, sin despegarse de Márquez, a quien se unió Rins y, por detrás, Andrea Iannone se las tuvo que ver con un Dani Pedrosa (Repsol RC 213 V) mucho más agresivo y eficaz que en las últimas carreras.

Así transcurrieron numerosas vueltas, con un férreo control de las posiciones por cada uno de los protagonistas, entre los que en esta ocasión destacó el también español Aleix Espargaró, que colocó su Aprilia RS-GP entre las mejores de la categoría al rodar sexto en un trío formado por Dani Pedrosa y el italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP18).

La decimocuarta vuelta fue el primer punto de inflexión de la carrera, cuando el piloto de Repsol Honda decidió superar por el interior de la curva doce a Andrea Dovizioso quien, sin éxito, intentó mantener la primera plaza.

Con Márquez otra vez delante, volvió a cambiar el ritmo de carrera y los dos pilotos de cabeza se enzarzaron en una pelea de adelantamientos que les permitió destacarse de sus perseguidores, Iannone y Rins, aunque no por demasiado tiempo.

Dovizioso, que eligió los compuestos de neumáticos duros en ambos ejes, apenas tardó un par de vueltas en volver a situarse líder, pero Márquez -duro delante y blando detrás- se convirtió en su auténtica sombra y los dos pilotos de Suzuki se engancharon a esa pelea, en la que incluso Andrea Iannone intentó en una primera ocasión superar al de Repsol Honda.

En esos instantes de carrera ya había quedado claro que nadie iba a dar su brazo a torcer entre los cuatro primeros: Dovizioso, Márquez, Iannone y Rins.

Con menos de cuatro vueltas para el final el «rifirrafe» de adelantamientos entre Márquez y Dovizioso resultó espectacular, sin concesiones, pero con el español delante cerrando todos los huecos a su rival, devolviendo todos los adelantamientos y, en la última vuelta, apurando al máximo la pista para garantizarse un triunfo que deseaba más que nadie.

Tras él en el podio, Andrea Dovizioso y Andrea Iannone, que da a Suzuki un nuevo podio, aunque haya sido en detrimento de su propio compañero de equipo, Alex Rins, quien hubo de conformarse con la cuarta plaza, en cualquier caso por delante de todo un Dani Pedrosa y un Aleix Espargaró, que logró para Aprilia su mejor resultado de la temporada con esa sexta plaza.

Rossi «enmendó» en la medida de sus posibilidades unos nefastos entrenamientos para llegar desde la decimoctava plaza de hasta la octava, en tanto que en el caso de Viñales la situación no varió demasiado pues fue undécimo en las pruebas oficiales y décimo en la carrera.

Jordi Torres (Ducati Desmosedici GP16) logró acabar su primera carrera de MotoGP en la vigésima posición, aunque a casi un minuto del vencedor sobre la línea de meta.

Márquez: «He arriesgado y me la he jugado, estábamos en casa»

«He arriesgado desde el inicio. Después del 'warm-up' he dicho 'quiero blando para la carrera'; quería sentir el límite del neumático y con el duro no lo sentía. Esto creo que ha sido la clave para poder estar con 'Dovi', y al final jugársela como nos la hemos jugado. Cuando quedaban ocho vueltas me he dicho 'estamos en casa'. Todo lo que dije el fin de semana, olvidado; la gente no se podrá quejar», indicó en declaraciones a Movistar MotoGP.

Además, habló de la elección de las gomas y afirmó que la caída en el 'warm-up' le ayudó a decidirse. «La caída de esta mañana me ha ayudado a saber que ese -duro- no lo quería. Sé que ha sido un riesgo, porque no había probado el blando con tanta temperatura. Las dos Suzuki y yo fuimos con el blando, y todos los duros se han quedado menos 'Dovi', que este fin de semana estaba yendo muy rápido», manifestó.

«Ya llevaba unas carreras arriesgando, pero no llegaba. En esta he visto que podía llegar, tipo Austria, y he dicho 'me la juego'. Quería ganar. Tenemos ventaja, pero va bien frenar un poquito este golpe. Esto nos permitirá arriesgar más o menos», añadió.

Por otra parte, el de Cervera analizó su estrategia de atacar vueltas antes del final. «En Brno recibí un toque de Jorge, en Austria otro, aquí he visto que 'Dovi' estaba peleón. Cuando he visto que Iannone estaba en +0, supe que iba a ser entretenida. Creo que alguien ha saltado del sofá, seguro. Me he sabido defender, no quería esperarme a la última curva como siempre, quería tirar en las dos últimas vueltas», subrayó.

«Había una recta superlarga, que a rebufo lo seguía. De esa manera tenía las de perder, no podía pasarlo. Tenía buena aceleración y mi punto fuerte era el T2-T3, donde marcaba la diferencia y donde he intentado en la última vuelta apretar más que nunca», continuó sobre la lucha con el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), segundo en Alcañiz.

A pesar de la cómoda ventaja con la que cuenta en el campeonato, el catalán no quiere confiarse. «Tenemos cinco carreras, vienen tres seguidas. En motociclismo hay un factor que es el riesgo, otro que es la mecánica... y el humano. Ahí tenemos que estar más concentrados que nunca. Ahora es cuando podemos cometer el error y tenemos que estar más concentrados que nunca», advirtió.

Por último, Márquez habló de la caída de Jorge Lorenzo (Ducati). «Ni la visto ni he visto que me la hubiesen marcado. Me lo han dicho cuando he llegado. Me han dicho que ha sido en la primera curva; yo he entrado por dentro bastante rápido, derrapando, y me he ido hacia afuera. Ha sido una acción similar a cuando 'Dovi' me ha pasado y nos hemos tocado. Este circuito es el riesgo que tiene, por eso se ha visto esta lucha tan al límite. Cuando te sales a la zona sucia es muy fácil caerse», concluyó

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Márquez se lleva el apasionante duelo con Dovizioso y es más líder