El CRAT aspira a perpetuarse en la élite del rugbi

Inicia su noveno curso en la División de Honor con la novedad de Elena Roca

Las jugadoras del CRAT, en el campo universitario de Elviña

A Coruña

En el deporte gallego hay cuatro equipos que comienzan las temporadas entre los favoritos para ganar títulos: el Liceo, en hockey sobre patines; el Burela, en fútbol sala; el Guardés, en balonmano; y el CRAT, en rugbi. Cuatro. No hay más. Este último comienza la competición regular este domingo (11 horas) en el estado universitario de Elviña ante el Majadahonda, otro de los grandes de la División de Honor femenina.

La principal novedad para esta temporada está en el banquillo, ya que Elena Roca releva a Jos Portos. «Me cogió por sorpresa, porque prefería esperar y ayudar más al club en otros aspectos como la dirección técnica. Pero Jos y Juan Salgado no querían seguir y tuve liarme la manta a la cabeza y asumir esta responsabilidad», explica la nueva entrenadora, junto a Pablo Artime. «Empecé un poco con miedo, porque eran mis excompañeras y quería que transcurriera un poco más de tiempo, pero a aprtir de la primera semana se me quitó todo el reparo que podía tener y estoy metida como una más en el objetivo», agrega.

Roca pasará además a la posteridad como una de las primeras mujeres entrenadoras en la historia del rugbi, al menos en los que se refiere a la máxima categoría. «Tanto yo como María Rivera, una excompañera mía en la selección que acaba de coger al INEF de Barcelona, empezamos esta temporada; pero la verdad es que no recuerdo si ha habido antes mujeres en los banquillos de División de Honor. Y en el rugbi de chicos ya nada. Había una en Majadahonda, pero que compite en categoría autonómica. Somos contadas, como siempre», explica.

De las ocho ediciones que se llevan jugadas de la División de Honor femenina, el CRAT ha estado en 7 en el podio de la liga. Un título (2015), cuatro subcampeonatos (2011, 2012, 2014 y 2017) y dos terceras plazas (2013 y 2018). En el 2016 fueron sextas, pero con el mismo número de victorias que las terceras. «Por lo que estoy viendo de cómo se están moviendo los rivales, creo que tenemos opciones de meternos en el play off [los cuatro primeros de la liga regular], para el que somos favoritos junto al Olímpico y el Majadahonda. Esa es mi apuesta», anticipa. «Este año es diferente porque al haber play off hay más margen de error en las primeras jornadas de liga. El año pasado perdías un partido y ya casi te quedabas sin opciones de ganar la liga. Así que esta temporada nos lo plantearemos para ir a más con el paso de los partidos», añade.

En cuanto a los fichajes, el equipo coruñés contará con jugadoras como Mariana Romero, una tres cuartos venezolana que destaca por su velocidad y coordinación; la internacional Joana Murray, ex del Getxo, Durango y del Lovaina belga; y Alba Lalín, gallega recuperada del exilio, tras su paso por la Universidad de Salamanca y el Sanse. «Están muy bien, metidas ya en el ajo. Nos van a ayudar a la competitividad interna, dentro del grupo, y además las jóvenes podrán aprender un poco de ellos, de gente que viene de fuera y la experiencia que traen», argumenta. A ellas que sumar a Micaela Martínez y a Olaya López, jugadoras del club que fueron baja durante la pasada temporada.

Pendientes del campo

Pero además de lo deportivo, el CRAT tendrá que pelear también fuera del campo para conseguir unas condiciones mínimas para entrenar y jugar, ya que el campo de Acea de Ama necesita reacondicionarse y el Universitario de Elviña está pendiente de que se realicen obras de mantenimiento, que mantendrán cerradas las instalaciones durante dos semanas, en plena competición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El CRAT aspira a perpetuarse en la élite del rugbi