El alto de A Escusa cambia el líder de la Volta a Galicia

El corredor del Rías Baixas Antonio Angulo gana en Sanxenxo, mientras Sergio Vega arrebata a Lestido el liderato


La etapa reina de la Volta a Galicia dejó los triunfos para los equipos de casa. El corredor del Rías Baixas Antonio Angulo cruzó este viernes la meta de la playa de Silgar, en Sanxenxo, en una llegada en grupo después de una jornada marcada por la dureza de unos puertos de montaña, que llevaron al campeón de España, Sergio Vega, a enfundarse el maillot amarillo, que tenía su compañero del Froiz Martín Lestido.

Los corredores del conjunto alimenticio intentaron ejercer el control, pero una fuga en los primeros compases de la etapa rompía sus planes. La dificultad del trazado, marcado por dos puerto de primera y segunda categoría, disparaba las intenciones de posicionarse demasiado pronto. La primera fuga, con ocho gallegos entre ella, llegó a sacar casi tres minutos sobre el pelotón, pero la aventura del grupo en cabeza empezó a perder unidades en la subida a Armenteira y fueron absorbidos cuando coronaron el Alto do Busto. Con muy poco margen para recuperarse, los corredores enfilaban la subida a A Escusa, en Poio, un alto de primera que rompió el pelotón.

Poco después de las cuatro de la tarde, quince elegidos entre los que ya no estaba el líder coronaban el puerto y rodaban con más de dos minutos sobre el grupo. Iniciaban ya la vuelta a Sanxenxo y los intentos de Piasetski (Kuota), Angulo (Rías Baixas) y De Mateos (Cortizo Anova) de escaparse, se quedaron en nada. El Froiz trabajó para frenar los continuos amagos de escapadas de sus rivales, jugaban con la ventaja de conocer bien el terreno sobre el que entrenan habitualmente.

En la meta llegaba el triunfo de Angulo por delante de Raúl García (Cortizo Anova) y de Vega, que se convirtió en líder, arrebatándoselo a Martín Lestido. Los tres primeros clasificados son corredores del conjunto alimenticio, seguidos de Iñigo Elosegui, del Lizarte, a 12 segundos.

La ronda gallega llegará esta tarde a Boiro en una «jornada trampa»

La Volta a Galicia llega hoy a Boiro, 150 kilómetros de una etapa que el director deportivo del Froiz, Evaristo Portela, calificaba ayer como «jornada trampa». Es la más larga de las cuatro que componen la Volta a Galicia, con un recorrido que discurre por la zona norte de la ría de Arousa y Muros. Las pequeñas subidas de algo menos de tres kilómetros son una especie de emboscada para los corredores. La tercera etapa de la ronda gallega será, además, una jornada especial para Blanco Villar, director deportivo del Cortizo Anova, a quien la Volta dedica esta edición por su pasado como ciclista y pasará por Rois, la villa natal del homenajeado. Los corredores pelearán las metas volantes de Portosín, en el kilómetro 40, y de Padrón, en el 85, además de atravesar tres puertos de montaña en Moimenta y Confurco. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El alto de A Escusa cambia el líder de la Volta a Galicia