La golfista cántabra Celia Barquín, asesinada mientras jugaba en Iowa

El cuerpo de la deportista, de 22 años, fue hallado en el agua, acuchillada en la cabeza, el cuello y el torso, y la policía investiga si sufrió un intento de violación

Consternación por la muerte de la golfista Celia Barquín La familia está muy afectada y permanece en contacto con las autoridades estadounidenses.

Redacción / La Voz

La cántabra Celia Barquín, a sus 22 años uno de los talentos más prometedores del golf español, fue asesinada el lunes mientras jugaba en el campo de Coldwater, en Iowa (Estados Unidos), como cualquier otro día. La policía de Ames, una ciudad de unos 50.000 habitantes, identificó al presunto autor de su muerte, Collin Daniel Richards.

El detenido tiene antecedentes penales, y ya está acusado de asesinato en primer grado. El comanante de policía de Ames, Geoff Huff, explicó que el cadáver fue encontrado en el agua, en una zona próxima a donde se encontraba su bolsa de palos abandonada. La policía había sido alertada poco antes de las diez y media de la mañana del lunes ante una «circunstancia sospechosa» en el campo. El cuerpo de la deportista, que estaba jugando una ronda de golf sola, había sufrido puñaladas en la cabeza, el cuello y el torso, y se investiga si fue víctima de un intento de violación.

De hecho, los investigadores explicaron que el acusado, que al parecer vivía en el bosque en una tienda de campaña, podría haber expresado a otra persona «que tenía necesidad de violar y matar a una mujer».

Según explicó la policía de Ames, el asesino de Barquín intentó en un primer momento enterrarla en el propio campo de golf, aunque su cadáver fue encontrado en el lago. Richards acudió a casa de un amigo con su camiseta manchada de sangre, dispuesto a limpiarse. Y, cuando fue detenido, se apreciaron signos de un un arañazo en su cara, marcas en sus manos, y un corte en la mano izquierda, indicios de un posible forcejeo. La policía también encontró una mochila y un cuchillo con restos de sangre, que el presunto asesino pudo utilizar en su ataque.

¿Quién era Celia Barquín? La golfista cántabra ha sido asesinada en Iowa

Barquín llegó a Estados Unidos becada en el 2014 y afrontaba su cuarto curso de estudiante de Ingeniería en la Universidad del Estado de Iowa. La muerte de la deportista cántabra, que fue campeona de Europa individual amateur este año y era habitual de los equipos nacionales, impactó ayer al deporte español. La familia de Barquín permanece en España, pendiente de conocer el resultado de la autopsia y a la espera de la repatriación del cuerpo.

Destrozados

La familia de Barquín permanece en España, pendiente de conocer el resultado de la autopsia y a la espera de la repatriación del cuerpo. «Estamos bastante destrozados toda la familia, intentando asimilar un poco lo sucedido, y pedimos un poco de intimidad para sobrellevar estos días que están siendo bastante duros», indicó ayer el hermano de la fallecida, Andrés Barquín.

«Estamos bastante destrozados toda la familia, intentando asimilar un poco lo sucedido, y pedimos un poco de intimidad para sobrellevar estos días que están siendo bastante duros», indicó ayer el hermano de la fallecida, Andrés Barquín. «Celia tenía una sonrisa contagiosa y una personalidad alegre», expresó el director de Deportes de la Universidad del Estado de Iowa, Jamie Pollard.

«Todos los que tuvimos la oportunidad de conocerla fuimos unos afortunados. La familia Cyclone (como se conoce a los deportistas de este centro) llora la trágica muerte de Celia, una espectacular estudiante, deportista y embajadora de la Universidad del Estado de Iowa», añadió Pollard.

Collin Daniel Richards, de 22 años, permanece detenido y acusado de un asesinato en primer grado. El presunto autor de la muerte de Celia Barquín ya fue acusado en el 2015 de intimidación tras intentar robar unas bebidas, cuando estaba armado, en una estación de servicio, y en 2017 fue denunciado por asalto a la vivienda de sus abuelos

Campeona de Europa e ilusionada por jugar en primavera en Augusta

Criada en Puente de San Miguel (Cantabria), Celia Barquín era una de las golfistas más prometedoras del mundo, y quería jugar la próxima primavera en el torneo femenino amateur de Augusta. Estudiante brillante en el instituto de Secundaria Miguel Herrero de Torrelavega, aprendió a jugar en el campo municipal de Llanes. Su progresión hizo que fuese seleccionada para trasladarse a Madrid, interna en la Residencia Joaquín Blume, y entrenar en el Centro Nacional de Golf. Apuntaba ya entonces unas condiciones que la convertían en una potencial estrella.

El siguiente paso, como describen la mayoría de golfistas de talento de España, pasaba por formarse en Estados Unidos, donde podría estudiar y competir en la exigente NCAA. La familia de Barquín eligió entre varias becas y recaló en la Universidad del Estado de Iowa. Sus últimos logros fueron el título de campeona de Europa amateur y la clasificación para el US Open de Shoal Creek, en Alabama, tras lograr una de las cuatro plazas de clasificación que este grand slam pone en juego para aficionadas. La noticia de su muerte golpeó especialmente a Torrelavega, donde su familia regenta negocios relacionados con la alimentación, y Puente San Miguel, donde se crio, pero también otros puntos de España donde era apreciada.

Barquín destacó desde que era una niña. Fue subcampeona de España benjamín y campeona de España infantil y se impuso en dos ocasiones en el Grand Prix de Chiberta, en Francia.

Además, la jugadora cántabra participó en las medallas de plata y de bronce conseguidas por el equipo español en el Europeo absoluto amateur en los años 2016 y 2015. Hace menos de dos meses ganó el título continental individual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Tags
Comentarios

La golfista cántabra Celia Barquín, asesinada mientras jugaba en Iowa