España se despide de la Davis en un fin de semana para olvidar

La pareja local compuesta por Julien Benneteau y Nicolas Mahut se impuso a los españoles Feliciano López y Marcel Granollers por 6-0, 6-4 y 7-6 (9-7) para colocar un decisivo 3-0 en la serie


España dijo hoy adiós a la Copa Davis con una derrota en tres sets en el dobles ante Francia que resumió a la perfección lo que fue el fin de semana de los conducidos por Sergi Bruguera en Lille.

La dupla compuesta por Feliciano López y Marcel Granollers no pudo oponer demasiada resistencia ante los veteranos Julien Benneteau y Nicolas Mahut, más allá de batallar en el final tras un inicio catastrófico. Los franceses, ambos de 36 años, acabaron venciendo a los españoles delante de su público con parciales de 6-0, 6-4 y 7-6 (9-7).

El conjunto galo colocó así un decisivo 3-0 en la serie y se garantizó su lugar en la final, donde espera por Croacia o Estados Unidos. Los europeos, que mandan 2-0 tras ganar sus singles el viernes, deberán visitar a Francia del 23 al 25 de noviembre si cumplen con los pronósticos y logran sentenciar su serie.

Defensora del título, Francia buscará ganar por undécima vez la Ensaladera en su decimonovena final. España, en cambio, se quedó a las puertas de su primera definición desde 2012 y la décima en total.

Tras las caídas de Pablo Carreño y Roberto Bautista el viernes, López y Granollers salieron hoy a la pista dura indoor del moderno estadio Pierre-Mauroy, que volvió a estar a medio llenar, con un desafío colosal: dar el primer paso en busca de una remontada de un 2-0 que España nunca había conseguido en su historia. Un panorama que lucía aún más complejo por la ausencia de Rafael Nadal en la serie y la lesión sufrida el viernes por Carreño que le descartaba para el resto de la serie.

Muy pronto quedó en claro que la epopeya no sería posible. La diferencia de energía entre ambos equipos fue evidente incluso antes de comenzar el encuentro. Mientras los jugadores franceses, conducidos por el eléctrico Yannick Noah, se reunían en un abrazo tras la entonación de La Marsellesa, los españoles ingresaban al juego con los rostros serios. A un costado, Carreño y Bautista miraban en silencio.

No sorprendió entonces que, en el primer game del partido, Francia quebrara el servicio rival con una doble falta de Feliciano. En apenas 18 minutos, el conjunto local ya tenía el parcial inicial en el bolsillo con un demoledor 6-0.

La pareja española levantó su nivel a partir del segundo parcial y logró trabar un poco más el encuentro. Por orgullo y, acaso también, con cierta molestia por algunos pelotazos que recibieron en el cuerpo por parte de los franceses en acciones de juego. Uno de ellos, incluso, golpeó en el ojo a Feliciano tras un envío de Mahut.

La recuperación no alcanzó para ganar el segundo set, pero en el comienzo del tercero España se adelantó 4-1 bajo la guía de Granollers y un Feliciano algo menos errático. Fue solo una ilusión pasajera, porque Francia recuperó el quiebre y acabó llevándose el partido y la serie en un emotivo tie-break.

Bruguera: «Francia ha jugado una eliminatoria estratosférica»

Sergi Bruguera, capitán español de Copa Davis, no dudó en afirmar que todos los integrantes del equipo francés, que este sábado certificó el pase a la final, jugaron una «eliminatoria estratosférica» en Lille.

«Estoy muy orgulloso de mis jugadores porque estuvieron luchando en el segundo set por cada punto y al final el partido fue extraordinario», dijo sobre el encuentro de dobles.

«Julian y Nicolas jugaron un gran tenis, no nos dieron ni un solo punto gratis. Solo puedo decir felicidades a Francia, nosotros hemos hecho lo que hemos podido», añadió.

Luego, el capitán español resumió cada partido de los españoles y sobre el de Pablo Carreño, el primer día, comentó: «Pablo tuvo muchas oportunidades en el primer set y no las aprovechamos cuando Benoit estaba nervioso. Luego los nervios le pasaron factura a él y se produjo la lesión, y ya no hubo nada que hacer».

«El de 'Robert' fue un partido espectacular, con un tenis sensacional, de los mejores que he visto en mi vida», dijo sobre el segundo punto de la eliminatoria, «y fue un partido que se decidió por pequeños detalles».

«Hoy, el doble fue uno de los mejores que he visto. Ellos jugando muy bien y nosotros sudando sangre, y luego hubo pequeños detalles como el globo de Marcel cerca de la línea (en el desempate) que podría haber cambiado algo. Si hubiéramos llegado al cuarto set, no se lo que hubiera pasado», analizó Bruguera.

«Ha sido una eliminatoria estratosférica. Nosotros lo intentamos todo, ellos han sido superiores, pero también hemos jugado muy bien» dijo el capitán español, que en Lille encajó su primera derrota desde que comenzó en su cargo a principios de este año.

Feliciano López: «No quiero quedarme con este recuerdo»

«Obviamente me gustaría jugar, nunca sabes cuándo será la última. Me gustaría jugar alguna más y no quedarme con este recuerdo, sobre todo hoy, que han sido muy superiores a nosotros», dijo el de Toledo, uno de los seis españoles que ha jugado más de 25 eliminatorias en esta competición en la que debutó hace 15 años y en la que ha disputado cuatro finales.

«El año que viene seguramente será mi ultimo año», dijo 'Feli', si el capitán me da la oportunidad. Pero ahora no estoy pensando que sea la ultima». Feliciano admitió que la paliza que recibieron por parte de Mahut y Bennetau fue brutal, especialmente en el primer set: «Intentaré verlo repetido porque las cosas con calma se ven mejor. Pero yo me he sentido muy impotente en la pista. Ha sido un espectáculo como han jugado los dos, desde la primera bola del partido».

«Impotentes y ridículos», repitió, «no veíamos dónde tirar la bola ni como ganar un punto cuando sacábamos nosotros. Jugamos con grandes jugadores y con un nivel de gran inspiración», admitió Feliciano.

Noah: «Si viniera Nadal, a lo mejor ganábamos 3-2»

El capitán del equipo francés de Copa Davis, Yannick Noah, cree que sus jugadores podrían haber vencido a España en la Copa Davis incluso cuando hubiera jugado Rafael Nadal.

«Si Nadal venía, a lo mejor ganábamos 3-2. Cuidado, porque tuvimos un nivel tremendo», señaló Noah tras la victoria de Francia en el dobles, que selló la serie por 3-0 en favor de los galos en Lille.

Sin Nadal, España no pudo hacer pie en su visita a Francia y acabó sufriendo una dura eliminación. El viernes, Pablo Carreño cayó ante Benoit Paire y Roberto Bautista no pudo ante Lucas Pouille. Hoy, Feliciano López y Marcel Granollers sucumbieron ante Julien Benneteau y Nicolas Mahut en el dobles.

«Es una bendición ser el capitán de este equipo», dijo el carismático líder francés. «Han sido tres grandes partidos. Hace dos días no hubiéramos esperado esto, pero estos muchachos lo lograron».

De cara a la final de fines de noviembre, Noah no quiso confirmar quiénes podrán integrar el equipo y en cambio optó por recurrir a su habitual humor.

«Muchos jugadores tendrán que ganarse el lugar, así que ya saben mi cuenta bancaria. Aunque puede ser cash también», bromeó delante de sus propios jugadores. «No, en serio. Quiten esto», agregó entre risas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España se despide de la Davis en un fin de semana para olvidar