El fútbol de toque vira al centro

Lopetegui revierte la diferencia de los últimos diez años con el Barça y convierte al Real Madrid en el equipo que más y mejor pasa de las grandes ligas europeas


En el verano del 2014, en el corredor Múnich - Madrid, Ancelotti perdió a Alonso y ganó a Kroos. En pocas semanas logró disimular con el alemán la ausencia del español; convertirlo en futbolista innegociable, eje de su propuesta. «Kroos es otro profesor. Ha hecho la universidad de Xabi Alonso muy rápido (...) Es muy importante, mucho de nuestro juego pasa por él. Siempre da el pase justo, no pierde balones...». La radiografía que le hizo hace cuatro años el técnico italiano al futbolista recupera hoy validez. Kroos vuelve a jugar donde jugó y desde esa plaza de enlace con la zaga pone sentido en el fútbol del nuevo Real Madrid. Un conjunto blanco tocado por la mano de Lopetegui que ha completado en tres jornadas el giro que arrancó el curso pasado. El balón, que era del Barça, pertenece ahora al Madrid. Nadie en Europa lo tiene más ni lo trata mejor.

El extremo de la 2012-2013

Los del Bernabéu alcanzan una media de posesión del 69 % y elevan al 91 % su acierto al combinar. Esto es punto y medio por encima del City y dos más que el Barcelona en precisión. Durante las jornadas que precedieron al parón de selecciones, el equipo merengue realizó una media de 792 envíos por duelo, 81 más que su gran rival liguero, con el Chelsea de Sarri por medio (749). De esos casi 800, 715 fueron en corto y 660 de estos últimos tuvieron buen final. Con Mourinho, el predecesor de Ancelotti, en la casa blanca; y Vilanova en la azulgrana, la diferencia en número de pases por partido llegó a los 274 (752-478) a favor culé (temporada 2012-2013). A partir de ahí el margen se fue estrechando y la pasada campaña se quedó en 45 (638-593) con los madrileños exhibiendo mejor porcentaje de acierto (88 por 87 %).

El último golpe de timón se explica a partir de Kroos, que ordena al equipo desde la medular. No ha necesitado por ahora acumular músculo a su alrededor, ni tampoco forzar el concurso de Modric. El alemán destruye sin perder brillo en la construcción.

Nadie pasa tanto en las ligas mayores del continente -111 envíos por duelo, por 104 del brasileño del Chelsea Jorginho y 95 de Rakitic-, ni lo hace con más precisión. 97 % de envíos buenos promedia el jugador del Madrid, a la altura de un compañero con menor protagonismo. Ceballos también llega al 97 %, y Ramos, con un 95 %, se cuela entre los cinco mejores de Europa. Umtiti, séptimo, es el único representante en el top ten de un equipo que ya no es dueño del balón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El fútbol de toque vira al centro