Ratifican la denuncia de corrupción y administración desleal contra Rubiales

La arquitecta Yasmina Eid-Macheh explica al juez las supuestas irregularidades del presidente de la RFEF para pagarle por su vivienda particular con dinero de la AFE


Se complica el panorama judicial para Luis Manuel Rubiales, el hombre que el pasado mes de mayo asumió la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) con la promesa electoral de introducir la necesaria regeneración del fútbol español, tras la oscura etapa de Ángel María Villar, al que por cierto apoyó hasta prácticamente sus últimos días en el poder.

Yasmina Eid-Macheh, la arquitecta que acusó a Rubiales de haber querido pagarle un trabajo para su vivienda particular hinchando facturas de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) cuando este era su presidente e iba a llevar a cabo la construcción de la llamada Casa del Futbolista, declaró ayer en como testigo en la causa que se mantiene abierta y bajo secreto de sumario. Y, según los abogados de la arquitecta, en declaraciones a Efe, esta se ha ratificado en la versión de los hechos que había ofrecido anteriormente. Una acusación que se suma a otras abiertas con anterioridad, en las que se investiga a Rubiales por un delito de lesiones a Eid-Macheh. Según pudo saber La Voz, la declaración ante el juez de Instrucción 6 de Valencia duró dos horas y media y se le vio visiblemente afectada, con episodios en los que incluso rompió a llorar. El fiscal y el abogado de Rubiales también estuvieron presentes en la declaración.

La arquitecta fue llamada a declarar después de que Miguel Ángel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol, presentase una denuncia el pasado mes de julio. En ella, Galán alertaba de unos posibles delitos de administración desleal y corrupción entre particulares, a raíz de grabar una conversación con Yasmina en las que explicaba que Rubiales quería pagar las obras de su casa llevadas a cabo en el año 2015 con fondos procedentes de la AFE, el sindicato que entonces presidía.

Hace unos meses, Galán se puso en contacto con la arquitecta, alertado por las denuncias que Eid-Macheh había presentado con anterioridad y que motivaron que se abriera una investigación en el Juzgado de Instrucción número 11 de Valencia. Una por agresión y otra por una supuesta deuda contraída por Rubiales con la arquitecta. Tras hablar tanto con Yasmina como con su marido, Galán presentó otra denuncia contra Rubiales, por si el actual presidente de la RFEF pudiera haber cometido los delitos de administración desleal y corrupción entre particulares, aportando para ello los audios de estas conversaciones, transcritos en su día por La Voz.

«Concretamente, le comentó que el 40 % que [Yasmina] recibiría como honorarios de la AFE por el proyecto Casa del Futbolista debía utilizarse como parte del pago de la reforma [de la casa de Rubiales]. La susodicha se negó a dicha proposición ilegal, expresándole en todo momento que no quería líos, y le comentó que quería dos facturas bien diferenciadas: por un lado, la de la reforma de la casa particular y por otro lado, las facturas con la AFE», se relata en el escrito de denuncia sobre el que se ratificó ayer Galán.

El Juzgado de Valencia admitió a trámite esta demanda y ayer también tuvo que ir el propio Galán a declarar en el caso abierto contra Rubiales. El denunciante pidió además ampliar la responsabilidad a AFE, si es que se confirma la comisión de los delitos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Ratifican la denuncia de corrupción y administración desleal contra Rubiales