Los indios dejan sin pruebas a Kilian Jornet

Los alpinistas que subieron al Everest tras el catalán niegan que se cruzaran con él o vieran sus huellas


Los integrantes de la expedición india que hizo cumbre en el Everest el 22 de mayo del 2017 han desmentido que se cruzaran con Kilian Jornet cuando este descendía después de supuestamente haber pisado la cima. Hari Prasad y Sunda Raju, dos estudiantes de Vijayawada, en el estado de Andhra Pradesh, afirman que no vieron bajar a nadie en la última etapa de su ascensión y tampoco encontraron huellas de pisadas en la cumbre, según una información publicada por El Confidencial.

Ante la polémica por la falta de pruebas de su doble ascensión al Everest, Kilian Jornet afirmó este año, en una entrevista concedida a la revista Desnivel, que «es tan fácil como hacer una llamada a los indios que subieron al día siguiente de mi primera vez. Me los encontré a 8.700 metros al bajar. Yo venía de la cima y siguieron mis huellas esos últimos 150 metros».

Prasad y Raju son categóricos al asegurar que «si él [Jornet] fue por la cara norte, no hizo cumbre antes». Ambos alcanzaron el techo del mundo a las 3.15 de la mañana, poco más de tres horas después que el corredor de montaña catalán y siguiendo la misma ruta. «Como yo fui el único que escaló durante la noche y ellos fueron los primeros en subir ese día, pudieron ver solo mis huellas en el camino de la pirámide somital hasta la cumbre», había declarado Kilian.

Las dudas sobre la hazaña del español -quien, según su versión, volvió a hacer cima el 27 de mayo saliendo desde el Campo Base Avanzado, a 6.400 metros- surgieron ante la ausencia de documentos gráficos que demostraran que había llegado hasta el trípode chino que corona el Everest. La única imagen existente muestra un fondo totalmente negro.

Medios internacionales criticaron también la falta de fiabilidad de los tracks GPS del reloj que llevaba el escalador catalán: el primero marca una cota máxima de 8.593 metros, lejos de los 8.848 que tiene el techo del mundo; y el segundo refleja solo datos del descenso, empezando a 8.678 metros y con un máximo de 8.749. Jornet argumenta que, en el primer caso, «quizás la presión descendió al pasar del día a la noche». Y sobre la segunda ascensión dice que se perdió «e imagino que toqueteando para buscar la vía cambié algo y solo se registró la bajada».

Himalayan Database, la organización que registra toda la actividad en los ochomiles, concedió las dos cimas a Jornet basándose fundamentalmente en su testimonio y en el prestigio que tiene el español, ganador varias veces del maratón del Mont Blanc y otras pruebas de ultra running. Pero, a la vista de la información aportada por los indios, podría plantearse añadir un «disputed» (cuestionada) a las entradas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Los indios dejan sin pruebas a Kilian Jornet