«Con Rubiales vuelve el sectarismo»

Louzán critica los modos del nuevo presidente de la federación española, que ignora a las territoriales, y defiende el partido de liga en Estados Unidos


Rafael Louzán se significó en su momento en la lucha contra el villarismo y ahora está disgustado por el modo de proceder de Luis Rubiales al frente de la Real Federación Española de Fútbol, quien en menos de cuatro meses encadena conflicto tras conflicto con una gestión ya ampliamente contestada.

-¿Va a seguir estando activo el fútbol gallego en la RFEF?

-Sí, claro. Hubo gente que me dijo que no debería ser tan contundente a la hora de denunciar cosas que pasaban en la etapa de Villar. La RFEF era una casa sin normas. La ley la ponía siempre el más fuerte, que eran los que más tiempo llevaban, y quedó demostrado que la postura que marcaba Galicia era la correcta. El fútbol tiene que evolucionar y en esa casa había muchos dirigentes que querían que todo siguiera igual. Yo aterricé allí sin ningún tipo de mochila y me dediqué a defender en la RFEF los intereses de Galicia. Al fútbol gallego, durante muchos años se le negaron muchas cosas, también porque no se pidieron. En Tenerife hay 18 campos federativos. En Galicia, 1.

-Ahora está Rubiales.

-Es otra realidad, pero de momento no está contentando a nadie. Vamos a ver lo que deparan los próximos tiempos. De momento, los medios más importantes, incluido La Voz de Galicia, recogen que en la opinión pública y las encuestas se manifiesta que no se está conforme con sus tres principales decisiones. Y ya no es un problema de acertar. Un dirigente tiene que tener la prudencia necesaria para no ir a apagar los incendios con gasolina. Y Rubiales no ha estado acertado en prácticamente ninguna de las decisiones que ha tomado, y así se lo he trasladado ya. Además, cometió un gravísimo error. En la etapa de transición postVillar se contó con todas las territoriales y ahora no, porque no le interesa que estemos. Con Rubiales vuelve el sectarismo y, curiosamente, las territoriales que tenemos un mayor volumen de licencias, que movemos el 60 por ciento del total, no tenemos ni capacidad de, por lo menos, opinar. Y eso es un absoluto error. Esto no es transparencia, como él presume. Yo no lo hubiera hecho así. Ni eso, ni la inmensa mayoría de las decisiones que ha tomado.

-¿Qué le parece la amenaza de huelga de la AFE por el partido de liga en Estados Unidos?

-Me parece una barbaridad que se utilice a los jugadores para batallas particulares. El dinero que consigue la Liga para todo el fútbol, también para nosotros, es extraordinario y no es bueno andar con estas disputas.

-¿Teme que Rubiales margine al fútbol gallego?

-No, porque estaría marginando a una parte importante del fútbol español. Tenemos casi el 10 por ciento de las licencias totales. Eso no lo puede hacer ni él ni nadie. Galicia, aunque recibe cantidades importantes de la RFEF para su funcionamiento, tiene capacidad autónoma para funcionar, por lo que se le debe tener respeto y aprecio.

-Pero no les escucha.

-Pero tampoco a Andalucía, Madrid, Castilla y León, Castilla La Mancha, Aragón... Se equivoca. La asamblea de Villar fue la que eligió a Rubiales, le dio la mayoría, y hubiera sido el momento idóneo para contar con todos.

-¿Estuvo tentado de presentarse?

-Varios compañeros de las territoriales me lo pidieron, pero no era el momento porque no se hicieron unas elecciones desde cero.

-Pero en el 2020 sí que serán desde cero y podría ser su opción.

-Hay muchas ganas de votar, pero por parte de todo el fútbol español, y de aquí a allá es un camino largo. Ahora lo que toca es trabajar en Galicia y seguir modernizando la federación gallega. Lo otro habrá que valorarlo en su momento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Con Rubiales vuelve el sectarismo»