Vasyl Kravets: El ucraniano que conquistó Lugo

El lateral zurdo rechazó una oferta de Primera en el último día de mercado para seguir entre los rojiblancos


LUGO / LA VOZ

Vasyl Kravets (Horodok Raion, 1997) se ha metido a la afición del Lugo en el bolsillo. El lateral ucraniano se convirtió en el protagonista involuntario del último día de mercado, cuando todas las miradas estaban puestas en la salida del mediocentro nigeriano Ramón Azeez. Valladolid llamó a la puerta del Ángel Carro para llevarse al futbolista criado en el Karpaty. La oferta era jugosa, cinco años de contrato en un equipo de Primera División.

«Cualquiera o muchos, la habrían cogido con los ojos cerrados y él dijo que no, que se quedaba aquí, que esta es su familia y que si querían obtener sus servicios tenían que apretar mucho más en su apuesta», contó Javi López tras la victoria del sábado contra el Numancia. Kravets, que volvió a ser titular, dio una asistencia clave en la segunda parte y terminó manteado por sus compañeros.

Su gesto ha servido para ganarse el corazón de una grada que, en año y medio, no le ha oído decir ni media palabra desde su presentación. La barrera del idioma ha protegido a Kravets de las entrevistas y las ruedas de prensa tras su aterrizaje, mediada la temporada 2016-2017. Se instaló entre los rojiblancos en invierno, a tiempo para ver cómo Luis César sentaba a Manu y le daba su puesto a Leuko por el carril izquierdo.

«Ha venido al Lugo porque el presidente del club es ambicioso. Tenía ofertas de los equipos clásicos de Ucrania, pero él quiere crecer y considera que el mejor lugar para hacerlo es España», dijo en su día su representante, que ya daba pistas sobre un carácter valorado a orillas del Miño: «Rechazó mejores ofertas económicas, porque el dinero no es una prioridad para él».

Tardó en hacerse sitio en el once este año. Al ucraniano le costaba entender las órdenes del míster en los entrenamientos y el propio Luis César reconoció que no podía arriesgarse a darle minutos mientras no entendiese lo que quería de él en el campo. Participó en ocho duelos y en 691 minutos, en los que dio una asistencia, convenció a los rojiblancos para ejercer su opción de compra.

La llegada de Francisco al banquillo y Víctor Moreno a la dirección deportiva trajeron nueva competencia para Kravets después del verano. Luis Ruiz le jugaría el puesto en el lateral izquierdo. Repartieron minutos y el ucraniano acumularía otros 1.437 en Segunda División y otras tres asistencias. En tres jornadas con Javi López al frente de la pizarra, el ucraniano ha sido titular indiscutible por la banda izquierda. En 270 minutos ha entregado dos asistencias.

«No es nada normal. Le honra», decía Iriome tras el duelo contra el Numancia. «Está a gusto aquí y se le nota, nosotros tratamos de que se sienta a gusto porque es un chaval que nos puede dar mucho. Estoy contento de que se quede con nosotros», apuntaba el canario, uno de los capitanes del equipo.

Hasta 2020

Kravets termina su contrato en el 2020 y ha quedado claro que es un lateral que seduce a equipos de más alto standing que el Lugo. El jugador ha hecho su parte para no dejar colgado al equipo esta temporada, ahora está en manos del club rojiblanco ser capaz de hacerle una oferta los suficientemente atractiva para que acceda a renovar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Vasyl Kravets: El ucraniano que conquistó Lugo