Hamilton arruina la fiesta de Ferrari

El británico se impone en Monza y amplia su liderato en el Mundial


El británico Lewis Hamilton dio hoy un paso de gigante hacia su quinto título mundial de Fórmula 1 al ganar el Gran Premio de Italia y ampliar a 30 puntos su ventaja respecto al alemán Sebastian Vettel.

Hamilton arruinó la fiesta a Ferrari en su casa, el circuito de Monza, y borró la sonrisa de los miles de «tifosi» que tiñeron de rojo las gradas del mítico trazado. Todo un mazazo al campeonato en el templo de su gran rival.

El británico adelantó con su Mercedes a Vettel en la primera vuelta con una maniobra genial y volvió a mostrar su magia a nueve giros para el final, cuando rebasó al otro Ferrari, el del finlandés Kimi Raikkonen.

Hamilton celebró así su sexto triunfo de la temporada para alcanzar los 256 puntos, mientras que Vettel cuenta con 226 tras terminar en cuarta posición.

El alemán tuvo un choque con Hamilton en la primera vuelta y cayó al décimo octavo puesto tras tener que cambiar el alerón delantero. Pero pudo remontar para minimizar los daños de un fin de semana que parecía destinado a un triunfo de Ferrari.

La «Scuderia», sin embargo, tendrá que seguir esperando un año más para celebrar una victoria en Monza. El último triunfo de un bólido rojo en la meca de la velocidad fue en 2010, con el español Fernando Alonso.

El holandés Max Verstappen cruzó hoy la meta en tercera posición con su Red Bull, pero fue penalizado con cinco segundos por un choque con el Mercedes de Valtteri Bottas y perdió dos posiciones: Bottas subió al tercer cajón del podio y Vettel pasó del quinto al cuarto puesto.

«Ha sido una gran pelea con los Ferrari este fin de semana», comentó Hamilton, al que abuchearon el sábado tras la clasificación y hoy en el podio.

«Cuando luchas contra un equipo que juega en casa hay mucha negatividad. Pero veo muchas banderas británicas y me han inspirado mucho. Estaba corriendo para ellos. Conseguí transformar esa negatividad en algo positivo. Hay que dar la vuelta a esa negatividad», añadió.

Tras la clasificación del sábado, en la que Raikkonen consiguió la «pole» por delante de Vettel, los «tifosi» de Ferrari esperaban un domingo de pura fiesta para acabar con años de frustraciones.

Pero las sonrisas desaparecieron en la curva 4, cuando Hamilton se lanzó por el exterior para adelantar a Vettel. No sólo le ganó la posición, sino que el alemán chocó ligeramente con el Mercedes de su gran rival y tuvo que entrar a boxes a cambiar el alerón delantero.

«He intentado atacar, pero no me quedaba claro dónde quería ir Lewis», comentó Vettel. «Tuve la mala suerte de que se me rompió a mí el alerón», añadió el alemán, que no quiso responder sobre qué consecuencias tendrá esta carrera en la lucha por el título.

Vettel regresó a la pista en la posición número 18. Por si faltaban malas noticias, en cuanto se fue el «safety car» Hamilton rebasó a Raikkonen en la recta principal. Pero el finlandés le devolvió el adelantamiento unos cuantos metros más adelante.

Tras la parada en boxes de ambos, Raikkonen salió justo por detrás de un Bottas que estiró al máximo las gomas para tratar de frenar a su compatriota y ayudar a Hamilton. El británico se lo agradeció después: «Gracias al equipo y gracias a Valtteri también».

Cuando Hamilton presionaba a Raikkonen, las ruedas traseras del Ferrari empezaron a desgastarse y el británico no perdonó. Al primer hueco que dejó Raikkonen, le adelantó y se colocó en primera posición.

«Yo era suficientemente rápido, pero me he quedado sin neumáticos traseros y era una batalla perdida. Era imposible», lamentó Raikkonen. «No es lo ideal, pero es lo que tenemos. Hemos dado el máximo».

Ahora quedan siete Grandes Premios para ver si Ferrari puede dar la vuelta a la situación. La próxima carrera será el 16 de septiembre en Singapur.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hamilton arruina la fiesta de Ferrari