El Lugo saca partido de los debutantes

Lazo es el último de una larga fila de rojiblancos que se ha estrenado con éxito

.

LUGO / LA VOZ

Jose Carlos Lazo (Sanlúcar de Barrameda, 1996) saltó al campo para iluminar Granada. Su velocidad, su descaro y su don de la oportunidad desatascaron al Lugo en apenas 25 minutos este domingo. El centro de Kravets iba para Jona, pero fue el gaditano el que surgió de entre las sombras para meter la bota y callar al Nuevo Los Cármenes. Su gol se convirtió en un punto valioso y una muesca más en la lista de los rojiblancos que debutan con éxito en Segunda División.

«Inolvidable», califica Lazo su estreno. «Contento del todo no, porque solo nos llevamos un punto en un campo complicado y ahora tenemos que hacerlo bueno en casa», resuelve con madurez y la cabeza puesta en el compromiso del sábado contra el Numancia (16.00 horas). Sonríe pensando en el gol y dice que fue «pillo» para superar a Álex Martínez en el segundo palo, pero que «el mérito es de todos».

Son muchos los jugadores que se han estrenado con éxito en el fútbol de plata de la mano del Lugo. Algunos como Lazo, Pedraza o Mario Barco lo hicieron con gol. Otros, como Albarracín o Yelko Pino, con asistencia. Y otros con una actuación notable y meritoria que dio frutos colectivos. Es el caso de Serge Leuko, Pedrro López o Escriche. El delantero de Burriana tuvo un cuarto de hora con Luis César cuando competía con regularidad con el filial. Acababa de cumplir los 19 años y aunque su equipo perdió en Huesca, el Alcoraz le cogió la matrícula. Lo ficharon cuando se hizo habitual con Francisco, en la recta final del curso pasado.

«El partido se nos había puesto un poco cuesta arriba con el gol de ellos, pero en la segunda parte hemos sabido reaccionar», valora Escriche sobre la actuación de los de Javi López el domingo. El de Burriana es ahora futbolista del Huesca, pero jugará cedido esta temporada en Lugo. Entró con Lazo en la segunda parte y ayudó a calentar el partido con varias llegadas peligrosas.

El punta considera que la «fe» ha sido clave y recuerda que su entrenador siempre les pide intensidad los 90 minutos. «Siempre dice que si haces algo mal en la primera parte tienes la segunda para tratar de solucionar los problemas. Así ha sido. Gracias a los cambios y a los compañeros hemos podido sacar este puntito», analiza sobre el empate en tierras granadinas. Sobre los movimientos del mercado que le han afectado este verano da «gracias al Lugo por traerme cedido y al Huesca por ficharme. A mí me toca seguir demostrando que puedo estar en Primera División», «he tenido suerte o me la he trabajado para que llegasen esas oportunidades».

La cara B de las primeras veces

No todos los jugadores que han debutado con el Lugo en los últimos años han tenido tanta suerte y han actuado como talismán para su equipo. La temporada pasada, Sergio Díaz o Francisco Fydriszewski tuvieron un primer contacto discreto con Segunda División. Después la mala suerte se cruzó en su camino y terminaron lesionados de gravedad. El curso anterior, con Luis César en el banquillo, Brayan Perea, Lionel Enguene o Maxi Rolón hicieron de contrapeso al debut fulgurante de Escriche, Leuko y Pedraza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo saca partido de los debutantes