Entre gemelos anda el juego

Borja y Fede San Emeterio han crecido juntos como futbolistas y hoy se miden por primera vez como rivales en el partido entre el Lugo y el Granada


LUGO / LA VOZ

Nacieron juntos, crecieron juntos y aprendieron juntos a darle patadas a un balón. Borja y Fede San Emeterio separaron sus vidas este verano, tras 21 años mirándose en el otro como en un espejo. Despuntaron en el Racing de Santander y hace un par de temporadas ficharon juntos por el filial del Sevilla. El descenso de los andaluces minó su unión. El lateral terminó en Lugo y el mediocentro, en Granada. Hoy se miden como rivales por primera vez en el Nuevo Los Cármenes a las 20.30 horas.

«¿Preparado para el domingo?», le pregunta Fede a Borja por vídeo conferencia. «¿Qué pasa?, ¿tenéis ganas de perder», responde el lateral rojiblanco con una sonrisa en la cara. «Esperemos que os demos para el pelo», vuelve a lanzarla su hermano gemelo a través de la pantalla del teléfono.

Fede continúa con las chanzas y sugiere a Borja que no sude mucho la camiseta, porque se la tiene que dar y le advierte de que sus padres llevarán la del conjunto andaluz al partido. «Yo ya he estado hablándoles para que vayan con el Lugo», responde rápido el lateral, que le advierte de que «como haya un balón dividido te vas a enterar». El mediocentro entra al trapo y responde a la provocación de su gemelo: «Luego quitarás la pierna, que eres un cagao» y Borja responde manteniendo el tono bromista y la sonrisa: «Igual vuelves en ambulancia a casa». El jugador del Granada, que nació en primer lugar, le recuerda que «el que manda en casa es el mayor, así que vas a ir suave».

Sin debutar ninguno

Ninguno de los dos tuvo oportunidad de lucirse en la primera jornada con sus respectivos equipos, tras llegar a ellos en el mes del cierre del mercado. Javi López apostó por Leuko en el carril derecho para hacer frente al Málaga (1-2), aunque al menos, Borja vio el partido desde el banquillo. Su hermano Fede no tuvo tanta suerte en la contienda del Granada contra el Elche (0-0) y no entró en la convocatoria de Diego Martínez. La operación del gemelo que terminó compitiendo en el Nuevo Los Cármenes fue más compleja. El Valladolid se hizo con sus servicios para cederle después al conjunto andaluz. Martínez dijo esta semana que «confía» mucho en su mediocentro y que «si es necesario que juegue, lo hará». Por su parte, el míster del Lugo apuntó en rueda de prensa que no descarta hacer cambios en el once, aunque espera no alterar demasiado el esquema planteado contra el Málaga porque están en un momento de «ajustes».

Ni Lugo ni Granada han sido capaces de ganar en la primera jornada de competición. Los dos quieren los tres puntos para meterse de lleno en una dinámica positiva que les ayude a arrancar la campaña con buen pie. Los del Ángel Carro con la permanencia como primer objetivo, los granadinos, con el ascenso como meta.

Miguel Vieira sigue fuera de una convocatoria en la que sí figuran Lazo y Dani Escriche

El central portugués Miguel Vieira sigue sin entrar en las convocatorias de Javi López. El técnico aseguró antes de poner rumbo a Granada que tenía «a todos disponibles» y «ningún lesionado». Sí han entrado José Carlos Lazo y Dani Escriche, los dos se habían quedado fuera de la lista en el duelo contra el Málaga por no estar todavía inscritos. Entre los descartes, el de Jean Marie Dongou. El delantero camerunés sí estuvo entre los convocados para el primer duelo de Liga, pero esta semana se ha quedado en tierra. Tampoco están en la lista del rojiblanco: Ramón Azeez, Luis Ruiz, Campabadal, Guille Donoso ni Carlos Calderón.

La lista completa de Javi López la conforman: Juan Carlos, Alberto Varo; Serge Leuko, Kravets, Josete, Bernardo, Jose Carlos; Carlos Pita, Fernando Seoane, Gil, Muñiz, Aburjania, Campillo, Iriome, Lazo; Escriche, Jona y Herrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Entre gemelos anda el juego