Bronce para la historia de Peleteiro

La ribeirense fue tercera en la final de triple salto y le da a Galicia la primera medalla de un Europeo

.

Galicia ya tiene su primera medalla en un campeonato de Europa absoluto de atletismo. Como no podía ser de otra manera se la dio Ana Peleteiro, de 22 años, en el concurso de triple salto en un 2018 mágico para la barbanzana. Fue de bronce con un mejor salto de 14,44 metros, a tan solo un centímetro de la plata que se llevó la alemana Kristin Gierisch con la mejor marca de su vida. El oro, como decía el ránking, fue para la griega Paraskeví calcando los 14,60 con los llegaba al campeonato. La gallega estuvo en posiciones de podio de principio a fin del concurso.

El arranque del concurso fue la prolongación de la calificación. Comenzó con saltos de primer nivel. Fue la alemana Gierisch la que abrió cartel con los 14,45 que le dieron el bronce y a continuación Peleteiro se fue hasta los 14,42 que le colocaban segunda después de la primera ronda y con la favorita griega firmando un nulo.

Nada más salir del foso Ana buscó a Iván Pedroso, su entrenador y el hombre que la ha transformado por completo, para pulir detalles en busca del salto perfecto que tiene en sus piernas, que busca desde el cambio de técnica y que en el pasillo de Berlín no pudo aflorar. Primero firmó dos saltos en línea descendente (14,33 y 14,12) para a continuación hacer dos nulos en otros tantos brincos también muy largos. En ambos tocó tabla lo justo. El contrapunto a un salto espectacular.

Para entonces, Parakesví, la helena expulsada de los Juegos de Londres del 2012 por escribir en Twitter: «Con tantos africanos en Grecia los mosquitos del Nilo Occidental al menos tendrán comida de su casa», ya había hecho lo más difícil, repetir su mejor marca (14,60) con un único salto válido en medio de cuatro nulos.

Cuando Peleteiro caminó hacia el pasillo para acometer el sexto y último intento ya sabía que tenía el bronce, pero tiró de gen competitivo (ese que nunca falla) y en esta ocasión sí mejoró la marca y se fue hasta los 14,44. Nada más levantarse del foso se llevó una mano a la cabeza con un gesto de lo más serio. Era consciente de que se había quedado a nada (un centímetro) de la medalla de plata.

«Sabíamos que estaba muy bien y que podía haber hecho un mejor salto. Pienso que podría haber ganado, el inconformismo nos hace grandes, pero soy feliz y me quedo con lo bueno. Creo que lo he hecho muy bien pero me ha faltado un pelín», comentó la gallega después del concurso.

Porque del bronce de Berlín significa el broche de oro a un año espectacular en donde las buenas noticias han llegado en tropel. El bronce Birmingham en el Mundial de pista cubierta, las marcas conseguidas (14,55 conseguidos en Getafe son palabras mayores) y sobre todo la seguridad de saltar siempre por encima de los 14 metros. Incluso en días como ayer, en donde Peleteiro no quedó del todo satisfecha porque estaba para saltar más, sus cuatro saltos válidos estuvieron por encima de esa línea roja. Además, y a diferencia de otras ocasiones, acabó todos los intentos, lo que confirma su gran estado de forma.

Ana Peleteiro regresa de Berlín instalada en la corte mundial del triple salto femenino y con toda una vida por delante. A sus 22 años está a punto de finalizar una temporada que suena a tarjeta de presentación para un futuro todavía más ilusionante. De momento, ya le podrá contar a sus nietos que hizo historia para el atletismo gallego subiendo a un podio inédito. Casi nada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Bronce para la historia de Peleteiro