«No hubo interés tras mi retirada»

El piragüista Iván Alonso inicia su etapa en el Olívico, tras 24 años en el Tudense, por diferencias con el club


Vigo / La Voz

Un nuevo comienzo con el que recuperar la ilusión. Iván Alonso (Tui, 1985) afronta su fichaje por el Piragüismo Olívico vigués tras despedirse de su club de toda la vida, el Kayak Tudense. El piragüista que cuenta con hasta 14 medallas en Campeonatos del Mundo y de Europa, señala que no se sintió lo suficientemente valorado en su última etapa en el mismo.

-¿Por qué decide abandonar su equipo de toda la vida?

Es un cúmulo de circunstancias que acaban sumando, las diferencias acabaron en lo personal.

-¿Cuál fue el detonante entonces?

Fueron los desencuentros con los entrenadores. Tras el último Mundial al que acudí llegué bastante desmotivado y no noté apoyo suficiente por parte del club tras anunciar mi retirada para esta temporada.

-¿Y desde el club no se preocuparon por usted y su situación?

No. Ni siquiera me buscaron para quedar un día y poder hablar, proponer soluciones o preguntar qué me ocurría. Solamente tenían el interés propio y en cambio el Olívico al menos mostró interés en mí.

«El Tudense es un club elitista, priman más a los de fuera. El Olívico mostró más interés en mí»

-¿Ha sido ese el principal motivo al escoger nuevo equipo?

Sí, al final lo que quieres es estar feliz en un sitio. Me ofrecieron objetivos nuevos y los recursos necesarios.

-Usted ya ejercía desde hace dos años como «padrino» del Piragüismo Olívico.

Sí. En cuanto supieron mi situación me animaron a ir a entrenar al río, o que estuviera con los pequeños.

-¿Cree que esa vinculación pudo sentar mal en su antiguo club?

Hay una diferencia muy grande entre ambos clubes. En el Kayak Tudense no se buscaba involucrar a los niños con los deportistas, mientras que el Olívico lo veía como una oportunidad para que estos pudieran reflejarse en ellos.

-¿No se sentía lo suficientemente valorado en el Kayak Tudense?

No, es un club bastante grande pero también muy elitista. Al final, priman los resultados porque es lo que les importa. A un nivel importante hay intereses detrás.

-Sin embargo, usted siempre ha tenido buenos resultados con medallas a nivel internacional.

Sí, pero eran en maratón. Al no ser una prueba olímpica, no vende tanto.

-Durante estos 24 años fue una de las figuras dentro del club.

Ellos acaban dando más importancia a los fichajes de fuera. Después de tantos años, más que cariño hay roce.

-¿Cómo hará para entrenar?

Pues tendré que buscar la forma de compaginarlo, ya que el Olívico entrena en Vigo y yo sigo trabajando en Tui.

-¿Cuenta con poder seguir entrenando en el Miño?

Hasta ahora no me habían dado facilidades. Les pedí una llave para no tener que depender de sus horarios pero no me la dieron. Viendo las diferencias con otra gente que venía de fuera y menor nivel, te das cuenta de que ya era un tema personal. No me han hablado aún y han querido apartarme totalmente del club.

-¿Volverá a competir pronto?

Sí. La semana que viene saldré a remar en el Campeonato de España pero solamente con un mes de preparación. Va a ser una toma de contacto para coger ganas para el año que viene.

-¿Qué retos tiene para el futuro?

La clave es la preparación del 2019. El año que viene quiero volver a la pelea por las medallas a nivel europeo y mundial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«No hubo interés tras mi retirada»