Un circuito de gratos recuerdos


Mitad de temporada 2018 de la F-1 y tras unas carreras muy entretenidas tenemos a Hamilton y a Vettel. Entre ellos dos está el título, salvo sorpresa mayor.

Ferrari está mostrándose como el motor más competitivo de la parrilla, y los hombres de rojo querrán homenajear al recién fallecido CEO de Ferrari, Sergio Marchionne, el hombre que les ha reconducido al camino de la victoria. Tendrá que afinar más un Sebastian Vettel que ha vuelto a cometer un error que puede salir caro a final de temporada; es un gran piloto, nadie lo duda, pero comete errores impropios de un 4 veces campeón del mundo. Hockenheim es un circuito de la antigua escuela, salida de pista con grava y el muro muy cerca, resultado, cero puntos. Creo sinceramente que es mucho mejor eso que grandes escapatorias como las del nuevo Paul Ricard. Los errores deben penalizar en pista. Y estos son inadmisibles para alguien que quiere ganar a un Hamilton con la igualdad actual. Aunque esta temporada están bastante igualados a errores, por lo que al final da una mayor emoción al campeonato. Nos espera una buena segunda parte de la temporada.

Y este fin de semana llegamos a Hungaroring, un circuito de gratos recuerdos para el automovilismo español, donde Fernando Alonso logró su primera victoria en el 2003 o donde en el 2006 el mismo Fernando realizó una exhibición en lluvia, hasta que un problema con una rueda acabó con sus aspiraciones, y en el que Pedro de la Rosa logró en ese mismo fin de semana su primer y único podio en F-1 tras un gran duelo con Michael Schumacher. La realidad en el 2018 es que Fernando no puede luchar con el McLaren por las victorias y están ya más centrados en preparar el coche de 2019 para tratar de recortar la distancia con la cabeza. Por otro lado en Renault no es seguro el asiento para Carlos Sainz, por lo que debe seguir empujando en pista y tratar de lograr los mejores resultados posibles para batir el mayor número de veces a Hulkenberg.

Hungaroring es como un circuito de karting grande, difícil de adelantar, por lo que la pole será muy importante, un circuito donde el chasis tiene más importancia que el motor, y donde si llueve se suelen dar carreras muy entretenidas. Siempre y cuando Charlie Whiting, director de carrera de la F-1, deje a los pilotos correr y no saque al Safety Car. En las carreras una vez se da la salida, solo debería salir el Safety car en caso de accidente o elemento peligros en pista, es mi opinión, desde la experiencia, no hay mejores carreras que cuando llueve y si se interviene menos, mejor.

 En twitter: @joseluisabadin

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Un circuito de gratos recuerdos