Álex Llorca: «Quiero jugar donde me quieran»

El escolta terminó contrato en el Fuenlabrada y deja en manos de su agente su futuro inmediato


LUGO / LA VOZ

Álex Llorca (Esplugas de Llobregat, 1989) ya está en Lugo. El escolta cumple con la tradición de cada verano de visitar la ciudad en la que fue feliz y en la que dio el salto a ACB. Sonríe complacido tras una sesión de trabajo intensiva y espera la pregunta mientras recupera el aliento.

-¿Qué tal el primer entrenamiento con Mateo Rubio?

-Muy bien, aprovecho que está aquí de director técnico del campus para no perder la forma y seguir entrenando, también para que los niños vean que, aunque estoy todos los días con ellos, hay que esforzarse cuando se quiere lograr algo.

-Su vuelo llegó con retraso, ¿tuvo tiempo a pulsar la ciudad?

-No, todavía no me ha dado tiempo a visitar nada, pero ya me la conozco muy bien [ríe]. En esta semana me iré a comer, porque me encanta comer aquí, y visitaré muchos amigos que tengo de cuando jugué en el Breogán.

-¿Cómo se dio esta temporada con el Fuenlabrada?

-Muy bien. Hemos acabado novenos, hemos hecho Copa del Rey y como cabeza de serie encima. Otro año más que estoy en Fuenlabrada y conseguimos objetivos por encima de lo que nos proponemos al principio de la temporada. El año que viene todavía no sé que voy a hacer.

-¿Terminó contrato allí?

-Sí, terminé contrato.

- Y el Breogán acaba de ascender, ¿ha habido algún tipo de contacto con el club?

-No, de momento mi agente no me ha dicho nada y yo me mantengo al margen del trabajo que hace los veranos para que pueda tener equipo. Me dedico a trabajar, que es lo que depende de mí y a esperar que me digan algo.

-¿Pero a usted le gustaría vestir la celeste en ACB?

-Me gustaría jugar en un equipo que realmente se interese por mí y me quiera. Sea el club que sea, si se interesa por mí, quiere decir que me quieren y quiero jugar donde me quieran. Si llegamos a un acuerdo, habrá significado que han apostado por mí.

-¿Qué le parece la vuelta del Breo a lo más alto tras 12 años?

-Por fin se ha conseguido. Me alegro mucho por toda la afición, que han estado apoyando en los buenos y en los malos momentos, creo que ellos se lo merecen más que nadie. Por fin esta temporada van a poder disfrutar de lo que se merecen y seguro que habrá un ambientazo increíble, la gente va a vibrar mucho. Que lo disfruten, porque no ha sido fácil conseguirlo y por fin llegó.

-Usted ya lleva unos años en la élite, ¿qué tipo de competición podemos esperar?

-Todo el mundo sabe que la liga ACB es muy exigente, hay jugadores entre los mejores a nivel europeo, no es una liga fácil. Aquí tendrán que trabajar bien para hacer un buen equipo y mantener la categoría, que imagino que será el objetivo del Breogán. Ojalá se mantengan muchísimos años.

-¿Qué planes tiene Álex Llorca después del campus?

-Trabajar, trabajar y trabajar. No soy un jugador que haya nacido con un talento increíble y todo lo que tengo me lo he ganado sudando. Estoy trabajando aquí, llegaré a Barcelona y seguiré trabajando. Me iré algunos días de vacaciones con mi chica, porque si no me mata, pero mi objetivo en verano es siempre mejorar.

-Sulejmanovic es otro jugador querido aquí y parece que Fuenlabrada le quiere retener...

-Sí, antes de que viniese aquí él, me preguntó. Evidentemente le hablé muy bien, que si tenía la opción y no tenía algo superior, de otras ligas mejores, que se viniera, porque iba a estar muy bien. Es un club y una afición espectacular y estaba seguro de que aquí iba a crecer como jugador. Cuando volvió las últimas semanas me decía que tenía razón, que era una ciudad increíble y un club increíble. Estoy muy contento de que haya sido feliz aquí. Su futuro ya dependerá de él.

-Dicen que los jugadores vienen aquí llorando, pero que se van llorando también.

-Es cierto [ríe]. No solo me pasó a mí, también a mi chica, Laura. Le ha pasado con muchos amigos que hemos hecho aquí y a la hora de despedirse fue un poco difícil, pero el campus nos sirve para volver a vivir otra vez en esta ciudad una semana y ver a los amigos.

«La sorpresa del campus será la visita de Nacho Martín, uno de mis mejores amigos»

-¿Más orgulloso de haber implantado el campus aquí o de verlo crecer año a año?

-Empezamos el primer año con la idea de hacerlo aquí en Lugo. Como todo el mundo sabe, le tengo especial cariño a esta ciudad. El año que jugué aquí fue muy bueno, tengo una conexión muy buena con toda la afición y hablamos con Rubén Engroba de la posibilidad de hacerlo en Lugo. Creíamos que podía funcionar y queríamos devolver un poco el cariño que tuve aquí cuando jugué aquí. Estamos hablando de la tercera edición, el campus está creciendo y estoy muy contento.

-¿Novedades en esta edición?

-Mantenemos el bloque del año pasado, se ha incorporado Álex Polo como novedad. Tenemos una visita mañana [por hoy] de Nacho Martín, que es uno de mis mejores amigos. Esa será la principal sorpresa.

-¿Qué siente cuando ve a chavales de esa edad disfrutando con el baloncesto?

-No te lo podría describir, es una sensación increíble que los chavales te sientan como un referente, un espejo. Intento transmitir mucha humildad, comparto todos los días con ellos, que vean que soy una persona normal que con trabajo se pueden conseguir las cosas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Álex Llorca: «Quiero jugar donde me quieran»