El valor de un delantero enchufado

El Lugo trabaja en la llegada de un punta tras una campaña sin una referencia clara


LUGO / LA VOZ

El Lugo cuenta las horas para cerrar su primera incorporación de la temporada 2018-2019. Los rojiblancos, que el año pasado a estas alturas ya habían firmado tres nuevos refuerzos, estarían ultimando la llegada de Jona. El delantero hondureño, nacido en Málaga y propiedad del Córdoba, aterrizaría en el Ángel Carro en calidad de cedido. De confirmarse como la primera baza, sería toda una declaración de intenciones del cuadro que dirigirá Javi López. A las órdenes de Francisco, el Lugo cerró la campaña menos goleadora desde su vuelta a la Segunda División.

2017-2018

Muchos goleadores, ninguno que rebasase los 10 tantos

Francisco se sentaba en el banquillo del Lugo a finales de agosto con tres alternativas para su punta de lanza: Cristian Herrera, Mario Barco y Francisco Fydriszewski. Ninguno de los tres pudo llegar a los 10 goles. El canario fue el que se quedó más cerca, con siete y curiosamente, jugó más en la banda que como referencia. Barco demostró su eficacia con el promedio más elevado, pero las lesiones lastraron su regularidad en el once del almeriense y tuvo que conformarse con cinco dianas. El Polaco corrió peor suerte y Chuli le suplió cuando una baja de larga duración se cruzó en su camino. Entre los dos, apenas un par de goles. 17 jugadores vieron portería, pero los 39 goles que sumaron entre todos conformaron el ratio de gol más bajo de los últimos años.

2016-2017

Joselu, señor indiscutible bajo el reinado de Luis César

Los 23 goles de Joselu fueron la mejor garantía del Lugo de Luis César Sampedro. El técnico arousano, que esta temporada con el Valladolid volvió a tener al pichichi de la categoría (Mata, 33 dianas), sacó rendimiento de las ganas del punta de Cartaya por reivindicarse. Aquel Lugo padeció la marcha de Alfonso Pedraza a mitad del curso. «Hemos perdido eficacia, hemos marcado ocho goles menos que en la primera vuelta», dijo en su día Luis César tras perder al del Villarreal. Aún así, el equipo anotó 49 tantos y le valieron para asentarse en la novena plaza a tiempo para el cierre del curso.

2015-2016

Caballero se consolida como referencia y supera a Pereira

La competencia del año a medias entre Luis Milla y Jose Durán se rifaba en la zona de finalización rojiblanca entre Pablo Caballero y Jonathan Pereira. El argentino se había consolidado tras su llegada como refuerzo el invierno pasado y su buena forma no dejó brillar al de Vigo, que tuvo que conformarse casi todo el año con un puesto de extremo. Nueve goles de Pereira por una docena de Caballero formaron parte de los 44 que marcó el Lugo en el primer año de la era Saqués. «Está bueno marcar porque eso es lo que toca», dijo el argentino al año siguiente. Ironizaba porque a pesar de no marcar aportaba mucho trabajo: «En el fútbol el que no hace goles es un burro y el que los hace es el mejor».

2014-2015

Los refuerzos de invierno inyectan gol in extremis

Precisamente la llegada de Caballero el año anterior alivió una campaña convulsa. La última estadía de Quique Setién al frente del banquillo del Lugo. La incertidumbre de un posible cambio de directiva y la falta de una referencia ofensiva habían precipitado a los rojiblancos y mediado el curso solo un puesto les separaba del descenso. El acierto en el mercado de invierno con la llegada del argentino daba oxígeno al equipo. Recién llegado y sin experiencia en la Liga, anotó siete goles en poco más de 900 minutos. La responsabilidad goleadora se repartió entre la plantilla y ese año un total de 15 jugadores vieron portería.

2013-2014

Rennella explota a la vera del Miño con 13 dianas

Vincenzo Rennella explotaba el Lugo de la mano de Quique Setién. Nunca desde su llegada a España había hecho mejores números (13 dianas) y nunca los volvería a hacer dentro de nuestras fronteras. Y eso que la temporada anterior ya había hecho un buen registro con siete chicharros en Córdoba. Fue el ariete indiscutible de Quique Setién en una campaña en la que una docena de jugadores del Lugo vio portería. Pablo Sánchez y Sandaza aportaron otros cinco goles cada uno, Carlos Pita y Iago Díaz, otros tres.

2012-2013

Óscar Díaz inaugura la plata con 15 anotaciones de récord

Tuvieron que pasar cuatro años para que llegase a Lugo un delantero que marcase otros 15 goles en una misma temporada. Solo Joselu en la 2016-2017 ha levantado el récord de Óscar Díaz en la campaña en la que los rojiblancos volvieron a Segunda División. El delantero madrileño llevó entonces el peso anotador del equipo de Quique Setién. El cántabro contó entonces con 14 jugadores que vieron puerta. Entre ellos: Iago Díaz y Pablo Álvarez, con cuatro chicharros en su cuenta y Manu, Cabrera y Quiroga con otros tres cada uno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El valor de un delantero enchufado