Koepka emerge en un suplicio

Golf Gana un US Open marcado por la ridícula preparación del campo el sábado

.

redacción / la voz

Brooks Koepka emergió en un suplicio y ganó el US Open, su segundo grande, a sus 28 años.

Tanto ha forzado la organización del US Open su condición de torneo difícil, con campos especialmente preparados para complicar a los jugadores, que ha acabado convirtiendo el segundo grand slam del año en una caricatura. Con predicción de viento y un tiempo seco que endurecería todavía más los greenes, la federación estadounidense de golf (USGA) eligió el sábado posiciones de bandera imposibles. Cualquier golpe teóricamente bien tirado con el putter podría terminar en el bunker o en el agua. Hizo corrientes a los mejores jugadores del mundo. Con un matiz, los que jugaron a primera hora no sufrieron los efectos del viento, así que sus resultados fueron más razonables que los de la tarde. A Dustin Johnson, que salía líder en esa tercera jornada, se le unieron para compartir el liderato al acabar el sábado los también estadounidenses Brooks Koepka, Tony Finau y Daniel Berger. Todos con +3.

Así comenzó la cuarta jornada, con una preparación del campo distinta, más asequible, después de que la USGA admitiese sus excesos, regase el campo y situase las banderas en posiciones más razonables. En esa montaña rusa de cambios sobrevivió Kopeka, que se hizo ayer con el título en Shinnecock Hills, un campo mítico ultrajado por la organización, después de un duelo final con Dustin Johnson que supo a desquite. En otra guerra, remontando desde atrás, el inglés Tommy Fleetwood firmó la mejor tarjeta del día (-7) e igualó el resultado más bajo de la historia del US Open (63), antes de esperar el desenlace en la casa club.

Kopeka suma su segundo grande, al revalidar el título que había logrado hace doce meses en el US Open de Erin Hills.

Hacía casi 29 años que un jugador no revalidaba el US Open, desde que Curtis Strange enlazó victorias en 1988 y 1989.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Koepka emerge en un suplicio