Españoles en un campo adverso

Rahm, García y Cabrera comparten partida en el US Open, en un recorrido tan difícil como emblemático

.

Algunas de las rachas históricas del golf carecen de un motivo. O solo tienen uno que las explica en parte. Sucede con la ausencia de títulos españoles en el US Open. El torneo que hoy empieza en Shinnecock Hills (Movistar Golf, 17.30) destaca como uno de los grandes en los que más le ha costado rendir a nuestros jugadores. Busquemos los porqués. En la época dorada liderada por Seve, este grand slam, tan exigente desde el tee y con un rough tan espeso, hizo que se atenuasen las virtudes de los nuestros. Es decir, nuestra creatividad no encontraba premio en un campo en el que, si te sales de la calle, no puedes buscar goles imaginativos. Se trata de regresar y minimizar daños. Detalles que igualan el talento.

Tres españoles compiten este año en el US Open. Los tres compartirán partida durante los dos primeros días. Al que más bazas le veo es a Sergio. Si arranca bien, tiene las condiciones para ganar en Shinnecock Hills y la experiencia de su victoria en el Masters 2017. Ha pasado unas semanas tranquilo entrenando en Castellón y llega bien. A Rahm, aunque le cuesta últimamente enlazar cuatro vueltas consistentes, lo veo como el jugador ideal para celebrar un US Open gracias a su dominio del driver, una de sus grandes virtudes. A priori, y pese a su sensacional nivel, veo a Cabrera con menos opciones.

Shinnecock Hills es un campo emblemático, de los más clásicos para el US Open. De los mejores de Estados Unidos. Un recorrido tipo links, muy exigente, que ha dado grandes campeones. En su solvente victoria del pasado fin de semana, el número uno exhibió una facilidad asombrosa. Su pegada le da siempre un punto para ganar el US Open.

La federación de golf de Estados Unidos, la USGA, preparará de nuevo un recorrido muy exigente desde el tee y con mucho rough alrededor del green, por lo que los jugadores con mucha precisión también tienen sus opciones. Hablo de Justin Thomas, Justin Rose, Jordan Spieth y también de Rory McIlroy, pese a su reciente irregularidad. Citemos también un outsider que puede mostrarse en este campo costero próximo a Nueva York: Francesco Molinari. Por su precisión de tee a green puede estar en la pelea. En unos puestos de cabeza donde nos gustaría ver, como premio para él y como impulso para el golf, a Tiger Woods.

Votación
3 votos
Comentarios

Españoles en un campo adverso