Galicia y España rozaron el pleno en la jornada inaugural del Europeo

La selección española metió en las finales a doce barcos de catorce posibles


Doce barcos finalistas de catorce posibles. Con este balance completaba ayer la selección española de piragüismo la primera de las tres jornadas del Campeonato de Europa Absoluto de Pista en Belgrado. Una jornada dedicada a las series y semifinales de acceso a las finales de las distancias de 1.000 y 500 metros, en las que solo faltarán el K-2 500 de la grovense Natalia García y la catalana Laia Pelachs, y el C-1 1.000 del asturiano David Fernández.

Cinco de las doce embarcaciones hispanas consiguieron el pase directo a las regatas por las medallas, y cuatro lo hicieron con motores gallegos. La más destacada, por su relevancia en los planes de la Real Federación Española de Piragüismo para el presente ciclo olímpico, pero también por su demostración de fuerza ayer, fue el K-4 500 del viveirense Cristian Toro y el tudense Rodrigo Germade, que junto al balear Marcos Cooper le ganaron la primera batalla psicológica al cuarteto alemán que les había superado en su pelea cerrada por el título mundial en el 2017. En su primer enfrentamiento desde entonces, y con Saúl Craviotto relevando al castellano-leonés Carlos Garrote en la tripulación, el K-4 500 hispano se impuso en la primera serie de clasificación para la final con un crono de 1.20.933, 786 milésimas menos que el kayak teutón. Los dos eludieron la semifinal junto a los húngaros, y mañana parten como claros favoritos al título continental. Germade y Cooper redondearon su día con un tercer puesto en su serie del K-2 500 que les abrió las puertas de la final, mientras que el otro K-4 español, el de 1.000, hizo lo propio como segundo con el gallego Rubén Millán a bordo.

Los canoístas del Poio Sergio Vallejo y Adrián Sieiro se ganaron también el derecho a pelear un metal sin pasar por la semifinal, al superar en lucha cerrada por el tercer puesto de su serie del C-2 1.000 a los checos Dvorak y Janda por 113 milésimas, a casi segundo y medio del barco ruso que acabó primero.

Por lo que respecta al resto de gallegos, Roi Rodríguez ha conseguido palear hoy por medalla en el K-1 1.000, al igual que Natalia García con Pelachs en el K-2 1.000; Antía Jácome lo hará mañana en la prueba de C-2 500.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galicia y España rozaron el pleno en la jornada inaugural del Europeo