El Ángel Carro olfatea los 4.000

El estadio lucense es el sexto de la categoría que menos gente ha congregado durante la temporada 2017-2018


LUGO / LA VOZ

Nuevamente, cerca de los 4.000. El Ángel Carro se ha quedado esta temporada a 300 espectadores de una media redonda que no alcanza desde que recuperó la categoría de plata. Es el sexto estadio menos poblado de Segunda con un total de 3.764 espectadores por partido, según datos de la Liga. Supera por los pelos a Los Pajaritos (3.703) y por debajo solo quedan Santo Domingo (2.863), el Mini Estadi (2.653), Municipal de Reus (2.584) y el Viejo Nervión (1.359). Cifras llamativas teniendo en cuenta que dos de ellos pertenecen a filiales.

La ocupación ha rondado el 46 %, lo que le ha valido para situar al Lugo en el decimoquinto puesto, por encima de clubes como Oviedo (45,9 %), Valladolid (39,8 %) o Albacete (37,1 %). La cifra lucense ha mejorado respecto a la media de la temporada anterior en algo más de un centenar de aficionados. El responsable directo de ese incremento ha sido el Sporting de Gijón. La visita de los asturianos tras el descenso ha dejado la mejor entrada en Lugo de los últimos tres años. El Ángel Carro no superaba la barrera de los 6.000 aficionados desde la campaña 2014-2015, cuando la Mareona visitaba por última vez el estadio lucense antes de que su equipo diese el salto a Primera División.

Desplazamientos cercanos y masivos también se vivieron contra el Oviedo. 5.442 espectadores había en el Ángel Carro para ver a los rojiblancos medirse contra los carbayones. La visita de la Cultu (3.041) no tuvo tanta incidencia en la entrada al estadio ubicado en la vera del Miño.

Otra de las claves para conseguir buenas cifras en algunos partidos esta campaña ha sido la buena marcha del equipo durante el primer tramo de Liga. En duelos en los que apenas hubo afición visitante, el Lugo lució su grada más nutrida contra Osasuna (4.725), cuando el equipo de Francisco se peleaba por la primera plaza de la clasificación.

La bajada de brazos final sí ha ido repercutiendo poco a poco en la afluencia al campo y los malos resultados de un equipo ya salvado que competía sin nada en juego se han dejado notar. 400 aficionados menos bajaron al campo para ver el Lugo-Almería de la última jornada, la más pobre de la temporada (2.960), respecto a los que estuvieron tres semanas antes disfrutando del Lugo-Lorca (3.362).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Ángel Carro olfatea los 4.000