El Europeo pone a prueba a la poderosa selección española

El K-4 500 de Toro y Germade testa con el campeón del mundo el nivel del buque insignia hispano tras la entrada de Craviotto


Hay quién ve en el equipo desplazado a Belgrado la selección española de piragüismo de pista más potente de la historia si al kayak nos circunscribimos. Sobre todo, cuando hablamos del kayak masculino, en el que cada proceso de selección de los diferentes barcos del programa olímpico completado en abril acabó fuera con al menos un palista de igual nivel al ganador o ganadores de las plazas titulares en las embarcaciones que representarán a la Real Federación Española de Piragüismo en la primera gran cita de la temporada internacional, el Campeonato de Europa Absoluto.

Treinta y cuatro hombres y mujeres integran la armada hispana que desde este viernes y hasta el domingo compite en aguas de la capital de Serbia. Con buena parte de ellos partiendo entre los más firmes candidatos a subir al podio y su derivada, que empieza a ser casi tan importante como los metales preciosos, la necesidad de empezar a mostrar un marcaje férreo a los rivales directos por los pasaportes para los Juegos de Tokio 2020 llegados al ecuador del ciclo olímpico.

En esta tesitura, Galicia tiene mucho que decir en Belgrado. De hecho, buena parte del nivel de éxito o decepción del equipo español depende del rendimiento que impriman los palistas galaicos a la práctica totalidad de las embarcaciones hispanas con marchamo de medalla continental.

Empezando por el K-4 500, el buque insignia de la armada de la RFEF. Un barco que tras ganar la primera Copa del Mundo de la temporada, encara su primer gran test de fuerza tras la entrada del catalán Saúl Craviotto por el castellano-leonés Carlos Garrote. Midiéndose junto a los otros tres integrantes del K-4 500 con el que España se colgaba la plata mundial en el verano del 2017, Marcos Cooper y los gallegos Cristian Toro y Rodrigo Germade, a la misma tripulación alemana que les ganó entonces la partida por 637 milésimas de segundos en Racice, Chequia. Ambos equipos inician este viernes a las 10.05 el camino a las medallas en Belgrado en la misma serie, en pos de uno de los tres primeros puestos con acceso directo a la final del domingo sin tener que pasar por la semifinal de hoy a primera hora de la tarde.

El cuarteto español doblará en el K-2. Toro y Craviotto, en el 200 del que son últimos campeones olímpicos. Germade y Cooper, en el 500 en calidad de vigente mejor pareja mundial, los últimos buscando también, en el programa vespertino, el pase a la final del Europeo. Objetivos secundarios en todo caso para los cuatro, toda vez que el único K-2 masculino superviviente en el programa olímpico, el 1.000, es cosa de Francisco Cubelos e Íñigo Peña en Belgrado.

El grueso de los once palistas galaicos entran este viernes en acción

Son once los palistas gallegos en la selección española que compite en el Campeonato de Europa Absoluto de Pista. La mayoría de ellos entra el viernes en acción en la primera de las tres jornadas de competición.

Además de los dos integrantes del K-4 500, buscarán sus pases a las finales Rubén Millán, en el K-4 1.000, la palista del Breogán do Grove Natalia García, en el K-2 500 y 1.000 formando pareja con la catalana Laia Pelachs, la gran esperanza blanca de la cantera del Kayak Tudense, Roi Rodríguez, en el olímpico K-1 1.000, la pontevedresa Antía Jácome, en el C-2 500, y los palistas del Piragüismo Poio Adrián Sieiro y Sergio Vallejo, dominadores del C-2 1.000 español en el último año.

Rodríguez tiene ante sí una nueva oportunidad de seguir creciendo en el panorama internacional, y consolidarse en uno de los dos kayaks individuales masculinos del programa olímpico, al que el campeón en Río 2016, el balear Marcus Cooper, parece haber situado en segundo plano tras conseguir plaza en el barco estrella de la RFEP, el K-4 500.

Sin renunciar a nada, Rodríguez es la gran baza individual gallega en Belgrado junto a Teri Portela. La canguesa, que hace un mes ganó la plaza continental del K-1 200 en un final de foto-finish con la asturiana Sara Ouzande, siempre es una opción de medalla. El sábado debutará en Belgrado, en un día en el que Sieiro y Jácome arrancarán el programa individual de 200, y Adrián Mosquera el de paracanoe. El grovense Tono Campos disputará el domingo la final directa del C-1 5.000

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Europeo pone a prueba a la poderosa selección española