El salto hacia arriba del camerunés

En los últimos tres años, Serge Leuko, ha pasado de jugar en Segunda B a acudir convocado con su selección


LUGO / LA VOZ

La trayectoria de Serge Leuko (Douala, 1993) sigue al alza. Llegó a Lugo el verano del 2015 y su crecimiento le delata desde entonces. Acaba de regresar de otra convocatoria con la selección absoluta de Camerún, cuando hace apenas dos años peleaba por hacer un buen papel en Segunda B con el Somozas.

«Al principio no se me pasaba por la cabeza», dice el lateral, que poco a poco se ha convertido en un hombre habitual en las concentraciones de su país. «Son momentos en los que disfruto y es algo importante para mi familia, mis amigos y el Lugo que así me lo ha transmitido, que para ellos es un orgullo que yo represente también al club a nivel internacional», explica.

Contra Burkina Faso apenas tuvo protagonismo, fue el último amistoso de su combinado, suficiente para él: «Tuve pocos minutos, diez, pero a mí me bastan y no pido más». La cita fue el domingo y su equipo perdió por 0-1 tras el gol de Traoré en la segunda parte. «Siempre es un privilegio y siempre es muy bonito vestir los colores de la selección de tu país. Siempre que voy con Camerún estoy muy contento, muy feliz y sé que mi familia, mis padres, están muy orgullosos. Es un privilegio ir a representar a mi país», comenta.

«Es un privilegio representar a mi país, tuve pocos minutos, pero no pido más»

Fichado de la cantera del Mestalla, en la era de Toni Otero como director deportivo, el primer año salió a foguearse al Somozas de Stili. La campaña siguiente, Luis César le quiso en su equipo y tuvo una dura competencia con Jordi Calavera, el lateral cedido por el Eibar. Jugó un total de 1.452 minutos y dio una asistencia. Este año se sobrepuso de un inicio duro y, poco a poco, ha ido ganando minutos en el once de Francisco. «Estoy muy contento de mi temporada», dice rotundo. «Es verdad que comenzó un poco difícil porque con la llamada de la selección y luego un primer tramo de Edu Campabadal, que estuvo brillante y espectacular, me tocó esperar». Hasta diciembre, Leuko recuerda que trabajó «para que él jugara mejor y ayudar al equipo y la verdad es que fue un tramo difícil».

Las peores noticias llegaban para los rojiblancos en diciembre, cuando el de Tarragona se rompía. Se perdería el resto de la temporada. Fue oxígeno para Leuko, que empezó a ganar minutos. Tampoco lo tuvo fácil con el aterrizaje de Lemos: «Llegó Álvaro y el nivel de competencia era muy bueno y siempre sano». «El balance es positivo porque creo que he crecido más, he dado un pasito más para intentar consolidarme como futbolista de Segunda División», argumenta.

Le apetecería cerrar la temporada jugando contra el Almería, porque como explica «los futbolistas siempre queremos jugar», pero se lo toma con calma: «Sabemos que está el entrenador, que es quién decide y yo durante la semana intento entrenar bien y demostrarle que estoy aquí para ayudar al equipo el domingo. Ahora mismo no es la prioridad, porque acaba la temporada y es momento de disfrutar de la última tarde aquí el domingo. Si puede ser que el equipo se vaya con un buen fútbol y una victoria».

Contrato hasta el 2020

Esta campaña Leuko renovó por dos años más, hasta el 2020, y no quiere oír hablar de otras posibilidades de futuro: «Qué va, estoy feliz, tengo dos años más de contrato y ya veremos lo que puede pasar, me pueden pasar mil cosas. A lo mejor el que venga no quiere que cuente, pero ya te digo. Estoy muy contento aquí, estoy feliz, me quedan dos años más de contrato, que lo renové este año, me siento identificado con el club y me gustaría seguir aquí en Lugo porque estoy bien».

«Me siento identificado con el club y me gustaría seguir aquí en Lugo porque estoy bien»

Dice que en el vestuario no comentan las informaciones que salieron estos días, que sitúan a Francisco y a Víctor Moreno lejos de Lugo. Si al técnico almeriense se le ubica en el Granada, al director deportivo le han salido pretendientes en el Alavés. «No. Nosotros no estamos preocupados por quién pueda salir o quién pueda entrar, esa faceta no nos toca. Respetamos. El que venga, bienvenido sea. Nos queda un partido y tendremos todo el verano para ver quién viene o quién se va».

Si le toca hablar de cómo ha ido la temporada en lo colectivo él asegura que «hemos hecho una buena temporada, con un primer tramo de Liga muy bueno, con muchos partidos ganados y mínimo de derrotas. La segunda vuelta ya ha sido más complicada, hemos perdido a mucha gente, hemos tenido partidos aquí en casa en los que no hemos merecido perder. Creo que el equipo ha sido notable este año».

Antes de que se dispute el último partido contra el Almería, Leuko acumula 1.589 minutos y ha dado un pase de gol. Tras caer sancionado ante el Lorca no ha vuelto a disputar de minutos, en favor de Álvaro Lemos.

El zaguero espera ofrecer un buen espectáculo a los aficionados contra el Almería

Leuko tiene claro cómo ve el último partido contra el Almería. «En nuestra mente está acabar la Liga con buenas sensaciones y siempre con la victoria, jugando bien y aquí en casa despidiéndonos de nuestra afición». Explica que quieren terminar con buen sabor de boca tras un año «en el que hemos tenido muchos momentos buenos y también malos. Se merecen que el equipo se vaya de vacaciones con un buen fútbol, que la gente que venga aquí el sábado, pase una buena tarde, disfruten de un buen partido de Liga y que se vayan a su casa de vacaciones, contentos».

Estarán en la mirilla de varios equipos de la zona baja, porque su victoria supondría el descenso del Almería y la salvación de otros. «Es una situación buena para nosotros», comenta. «Antes aquí vino el Huesca, fuimos a Vallecas y todo el mundo estaba pendiente, porque eran equipos que se jugaban el ascenso, ahora tenemos un equipo que viene aquí herido, que va a venir a intentar no bajar y nosotros intentar hacer un buen fútbol. Nosotros vamos a intentar jugar bien, divertirnos para que se diviertan los aficionados y ganar».

No quiere desvelar cual será el planteamiento de su equipo, que en las últimas jornadas ha alternado la defensa de cuatro con otra de tres centrales. «El míster siempre sorprende y yo creo que es hasta bueno para nosotros no saber lo que vamos a hacer porque así nos mantenemos enchufados. Él tiene que dar la clave de cómo vamos a jugar, hemos trabajado esto bastante y cualquier persona o cualquier jugador está a disposición del míster para poder hacerlo bien en cualquiera de los dos sistemas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El salto hacia arriba del camerunés