Dos gallegos, medio siglo después

Lucas Vázquez y Aspas aspiran a elevar a trece el número de nacidos en Galicia que llegan con España a un Mundial

Iago Aspas y Lucas Vázquez
Iago Aspas y Lucas Vázquez

Si el próximo lunes Lopetegui pronuncia los nombres de Iago Aspas (Moaña, 1987) y de Lucas Vázquez (Curtis, 1991), Galicia aportará por primera vez, desde la cita de Inglaterra en 1966, más de un representante a la selección en un Mundial. Lucas ha ganado enteros, con un gran final de temporada y sus destellos en la Champions, tras un periplo de intermitencia en las convocatorias. Disputó veinte minutos del partido que supuso la despedida de la selección en la pasada Eurocopa ante Italia. Lopetegui lo dejó, por primera vez, fuera de una lista en marzo del 2017. Lo recuperó en agosto pero volvió a desaparecer hasta el pasado marzo, cuando lo recuperó para los duelos ante Alemania y Argentina. Era la antesala a la convocatoria definitiva. Aspas no ha faltado a ninguna desde su primera llamada en noviembre del 2016, tras lesionarse Diego Costa. Mantiene, con 20 goles, el mejor registro goleador de un futbolista español esta temporada. Si ambos son llamados, el número de gallegos mundialistas con la selección española se elevaría a trece.

«Chacho», el pionero

El coruñés Eduardo González Valiño «Chacho» fue el primer gallego en disputar un Mundial. Lo hizo en Italia, en 1934. Acuña sería convocado para la cita en Brasil, en 1950, aunque no llegó a disputar ningún encuentro. La década de los sesenta fue la más prolífica en cuanto a presencia de gallegos: Reija y Luis Suárez participaron en el de Chile, en 1962, y repetirían en Inglaterra cuatro años después. Para ese Mundial, en 1966 y en el que España no superó la primera fase, se sumarían Amancio, Marcelino y Ufarte, cinco representantes. Sería la última vez en la que el número de gallegos se contaría en plural. Miguel Ángel, que participó en las citas de 1978 y 1982; Tomás Reñones, que lo haría en la de 1986; Jorge Otero, mundialista en 1994 y Míchel Salgado, que lo fue en Alemania 2006, completan la nómina de aportaciones gallegas.

Amancio, el único goleador

Tanto Iago como Lucas tienen cierta facilidad para el gol. Si acaban teniendo su oportunidad, podrían llevar también al plural el número de tantos anotados por gallegos. Hasta hoy, solo Amancio fue capaz de marcar en una cita mundialista. Lo hizo el 15 de julio de 1966, en el estadio de Hillsborough, de Sheffield, ante Suiza, en el segundo partido de la fase. «Gento centró desde la izquierda. Yo había arrancado desde el punto de penalti y me lancé en plancha. Metí la cabeza. Me jugué la vida y me dieron una patada en la barbilla, pero fue gol» recordaba tiempo después el coruñés en La Voz. Era el minuto 75. Ese solitario gol le acabaría dando el triunfo a España.

Dos campeones, con Uruguay

Pedro Cea y Lorenzo Fernández, dos redondelanos que de niños emigraron a Montevideo, formaron parte del once de la selección uruguaya que venció a Argentina en la final disputada en el estadio Centenario. Era 1930, el primer Mundial de la historia. Hasta hoy, ningún futbolista nacido en Galicia ha vuelto a tener el privilegio de levantar la Copa del Mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos gallegos, medio siglo después