Los alicicientes de un clásico descafeinado

La despedida de Iniesta, seguir invicto o la pelea por el Pichichi alientan el Barça-Madrid de mañana


barcelona / dpa

Con el Barcelona campeón de la Liga y el Madrid focalizado en la final de la Champions, el partido más esperado del año (mañana, 20.45 horas, Partizado) se presentará sin la emoción del campeonato en juego, solo con alicientes secundarios: la tensión entre los dos grandes, la lucha por el Pichichi o provocar la primera derrota del invicto Barça. Entre la hinchada azulgrana, hay quien recuerda aún la severa derrota en la Supercopa, en agosto, y sigue pidiendo revancha y dosis de inestabilidad para un Madrid que en 20 días buscará su tercera Champions consecutiva. La afición blanca se agarra a la buena racha de Zidane en el Camp Nou -dos victorias y un empate- para confiar que su equipo será el primero en derrotar a los azulgrana en la liga. 

El Barcelona, invicto 

Después de cantar el alirón en Riazor sin haber perdido un solo partido, los azulgrana pretenden cerrar el torneo doméstico manteniendo su condición de invictos. Hace 86 años que ningún equipo español lo consigue. El último fue, precisamente, el Madrid en la temporada 1931-32, aunque entonces el campeonato era mucho más reducido que en la actualidad.

El último clásico de Iniesta

Una semana después de anunciar que esta será su última temporada en el Barcelona, Iniesta jugará su último choque con la camiseta azulgrana frente al Madrid. Pendiente de unas molestias que lo mantienen al margen del grupo, el centrocampista disputó 37 clásicos. De estos, 25 en la liga, con este balance: 13 victorias, 5 empates y 7 derrotas. Solo anotó tres tantos frente a los blancos, ninguno en el Camp Nou. 

La primera vuelta

Tras imponerse por un contundente 3-0 en la primera vuelta en el Bernabéu, el equipo de Ernesto Valverde quiere llevarse también el segundo clásico de la liga, algo poco común. Los azulgrana no lo consiguen desde la temporada 2013-14, cuando lograron un triunfo por 2-1 en el Camp Nou y por 4-3 en el Bernabéu. El Madrid tiene que remontarse a la campaña 2007-08, cuando se impuso por 1-0 en el coliseo azulgrana y por 4-1 en Chamartín, para recordar su último doblete de clásicos en la liga.

La pelea por el Pichichi

En un esprint final casi imposible, el portugués Cristiano Ronaldo (24 goles) intentará exprimir sus escasas posibilidades de arrebatarle el título de máximo goleador a Messi. El argentino encabeza la tabla con 32 tantos. Esa cifra le permite, además, liderar la lucha por la Bota de Oro, el premio al máximo goleador de las ligas europeas. La estrella azulgrana dispone de cuatro jornadas para amarrar definitivamente el galardón, por el que también batallan Salah, del Liverpool, con 31 goles y dos partidos más, así como Ciro Immobile, del Lazio, con 29 tantos y tres duelos aún por delante.

El subcampeonato como meta

En la carrera por la segunda plaza compiten el Madrid (71 puntos) y el Atlético (75). Sin la seguridad de concluir la temporada con título alguno, los blancos quieren mantener su buena racha en el Camp Nou, donde no pierden desde marzo del 2015, y recortar distancias respecto a sus vecinos que, clasificados para la final de la Liga Europa, también mañana recibirán al Espanyol. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los alicicientes de un clásico descafeinado