El Racing pone un pie en Tercera

El sábado visita al Castilla y el descenso puede ser matemático el domingo, con lo que viviría su centenario en el pozo


El Racing, uno de los históricos del fútbol gallego, fundado en 1919, parece abocado al descenso a Tercera, categoría en la que todo indica que celebrará el año de su centenario. Solo un milagro puede ya salvar a los de la camisola verde de caer al pozo. Han vivido más de media temporada en el filo de la navaja y se han cortado. Restan dos jornadas para que finalice la liga regular en el grupo primero de Segunda B y los racinguistas se mantienen en puestos de descenso. Tienen la salvación a dos puntos, aunque solo restan seis por disputar y el calendario juega en su contra. El sábado visitarán al Real Madrid Castilla. Si pierden, y si otros resultados de clubes implicados en el descenso, Coruxo, Valladolid B y Pontevedra no les favorecen, los ferrolanos estarían matemáticamente descendidos. Aun ganando al peligroso filial merengue, a los racinguistas les quedaría una última jornada en casa frente al Rayo Majadahonda, que pelea con el Fabril Deportivo por la primera posición. Pese a todas las dificultades, los ferrolanos no se rinden y apelan a dos triunfos heroicos. La situación actual era una muerte anunciada, visto cómo se ha desarrollado la temporada.

La planificación

Tena hizo de entrenador y secretario técnico. El técnico Miguel Tena hizo las funciones de entrenador y secretario técnico. Con el beneplácito de Chino Silveira y Pepe Criado, el actual presidente, se encargaron de la planificación del equipo. La entidad pasó por un momento de incertidumbre, a la espera del comprador de las acciones del club que puso a la venta el Concello de Ferrol y que finalmente adquirió el grupo Élite, liderado por el empresario Ignacio Rivera. Chino Silveira y sus hermanos Jorge y Borja, tiraron del carro en esta etapa de transición.

La lesión de Joselu

El equipo echó de menos los goles del delantero. La temporada comenzó bien, incluso se ganaron dos partidos lejos de casa. Sin embargo, pronto quedaron patentes las carencias. Sin Joselu, operado de la rodilla en la pretemporada, al equipo comenzó faltándole gol y acabó por ser endeble en defensa. Los fichajes no dieron el rendimiento esperado y llegaron los malos resultados. El Racing finalizó la primera vuelta con solo 16 puntos en su cuenta.

El mercado Invernal

La llegada de un nuevo técnico y cinco refuerzos. Ya con el grupo Élite en el accionariado del Racing llegó al club Carlos Mouriz como director deportivo. Posteriormente se destituyó a Miguel Tena y se fichó a Ricardo López Felipe para darle otro impulso al equipo. Los refuerzos tardaron en llegar, se esperó casi hasta el final del plazo, aunque finalmente se incorporaron cinco futbolistas: Diego Seoane, Aitor Arregui, Abel Suárez, Gonzalo y Álvaro Rey.

La reacción

Los triunfos en casa lo mantuvieron con vida. La recuperación de Joselu Gómez, que el pasado domingo frente al filial del Valladolid anotó su octavo gol de la temporada, unido a los nuevos refuerzos, dieron otro aire al equipo. El Racing demostró tener una gran fortaleza en su campo de A Malata, donde ha ganado cinco de los seis últimos partidos, que es lo que le ha mantenido con vida. Lejos de Ferrol, el Racing suma ya siete meses sin ganar. El último triunfo fue en Guijuelo el 24 de septiembre del 2017. En la segunda vuelta el equipo ha sumado 23 puntos, aunque no fue suficiente para paliar el déficit de la primera parte de la competición.

Sin regularidad

Dignidad y mediocridad. Esta temporada el Racing ha sido capaz de lo mejor y de lo peor. Al equipo le falta carácter y un líder. Se han visto momentos brillantes y otros en los que la luz se apaga por completo. Partidos que se han escapado por detalles o acciones impropias de futbolistas de Segunda B.

La prima

Un viaje a Punta Cana. El Grupo Élite, ahora accionista mayoritario de la entidad, llegó al club con un proyecto de futuro, encaminado a llevar a la entidad a cotas más altas. Ignacio Rivera ofreció a la plantilla un viaje a Punta Cana para cada jugador y su pareja, si se lograba la permanencia. Si el Racing no consigue salvarse, el proyecto necesitará un replanteamiento. Hace ocho temporada el Racing ya bajó a Tercera y tardó tres campañas en volver a subir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Racing pone un pie en Tercera