Andrés, el hombre que hacía mejor a su equipo


En la competición futbolística, donde se vive de resultados solamente y un poco del envoltorio, digamos que la manera de conseguirlos adorna, pero obviamente solo vale vencer y poco el modo de hacerlo. Los resultados se identifican con goles.

En ese mundo apareció la figura de Andrés Iniesta, donde una fracción de segundo es mucho, todo puede pasar, el acierto definitivo o el fallo más espectacular. En este fútbol que nunca habrá excusas que justifiquen los descuidos. La creatividad, el detalle, la inspiración en el momento de afrontar una situación inesperada, puede dar al traste con el guion, las ilusiones y las intenciones de cualquier planteamiento. Ahí estaba casi siempre Iniesta para jugar bien o muy bien. Su Barça era muy afortunado, poseía a un virtuoso, a un futbolista completo, a un hombre que adora competir. Cada partido no era uno más, era un reto en el que poner todo el empeño, todo el esfuerzo y todo el coraje que se lleva dentro para vencer.

Si Andrés no estaba, el Barça cambiaba su fútbol, ganaba igual, pero de otro modo. Él era el pegamento para unir todas las piezas, cuando él tenía el balón su equipo se juntaba a su alrededor. Jugaba siempre infiltrado en las líneas enemigas, por dentro, por la izquierda... Daba igual. Su participación era casi siempre indispensable para que todo fluyera. Cuando él no aparecía, el juego de su equipo encallaba, se aceleraba demasiado, las líneas por tramos se separaban, todo se descontrolaba o los puntas quedaban aislados

Su presencia lo corregía todo, lubricaba la circulación, aplicaba la pausa, hacía de pegamento para juntar a su equipo, se jugaba a su ritmo y activaba cuando lo deseaba a sus puntas. Este es y será Andrés, el hombre qué hacía mejor a su equipo, el jugador que se ganó el respeto de todos a pulso y un ejemplo de sencillez y honradez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Andrés, el hombre que hacía mejor a su equipo