Bakú, un circuito que invita al espectáculo

José Luis Abadín

DEPORTES

ANDREJ ISAKOVIC | Afp

28 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Llegamos ya a la cuarta carrera de la temporada. Un trazado como el de Bakú que es una invitación al espectáculo. Un circuito urbano con rectas donde se alcanzan velocidades de más de 370km/h y zonas más reviradas que harán que haya que jugar con los reglajes. Y, sobre todo, con una curva en donde se puede formar una melé como la que ocurrió con los GT’s este pasado año en Macao.

Ninguna victoria en lo que va de año para Mercedes. Algo que comienza a ser una sorpresa, visto el estado de forma que tenía Hamilton en los test y en los primeros entrenos. Se está viendo a un Lewis un tanto confuso, que seguramente trate de lograr su primera victoria del curso. Un lugar donde el año pasado comenzó la decadencia de Sebastian Vettel tras el toque polémico que tuvo contra el piloto de Mercedes, y tras el que Hamilton no cometió más errores. Tras un inicio bastante bueno de Ferrari, estarán deseosos de que este año llegue la vencida tras, se dice pronto, 10 temporadas sin ganar un Mundial. El último fue con el actual piloto de la Scuderia, Kimi Raikkonen.

En Red Bull están un poco faltos de velocidad pero, tras la gran estrategia y el buen hacer de Daniel Ricciardo, demostraron que pueden ser la alternativa en este Mundial. Su compañero de box quizás este en sus horas más bajas desde que llegó al equipo mayo. Tiene un talento inmenso, pero quizás demasiadas ganas de querer machacar, aunque en su equipo nadie duda de él.