Germade y Toro revalidan sus asientos en el K-4 500

La tripulación de los gallegos, Cooper y Craviotto gana el selectivo para el Europeo, del que se caen Roi Rodríguez y Arévalo


Con un día de retraso sobre la previsión inicial, la dirección técnica de la Real Federación Española de Piragüismo completaba ayer en el embalse asturiano de Trasona el largo proceso selectivo de la tripulación que abrirá la temporada internacional defendiendo su proyecto estrella, el K-4 500, barco que relevará al K-4 1.000 en el programa olímpico en los Juegos de Tokio 2020. Los gallegos Rodrigo Germade y Cristian Toro, el balear Marcus Cooper y el catalán Saúl Craviotto forman la combinación ganadora de entre las cuatro montadas a raíz de los criterios del técnico responsable del proyecto K-4 500 de la RFEP y de las posiciones obtenidas por los siete palista que superaron la criba de los test de K-1 200 y K-1 400 en la primera fase del selectivo, el jueves y viernes de la semana pasada.

Craviotto, se suma al trío que el verano pasado había conquistado el subcampeonato del mundo en el K-4 500, junto al castellano-leonés Carlos Garrote. Los cuatro seleccionados se ganaron la plaza en el próximo Campeonato de Europa, del 8 al 10 de junio en Belgrado, y antes en la primera Copa del Mundo de la temporada, del 18 a 20 de mayo en Szeged, Hungría, firmando el pasado jueves un crono de 1 minuto, 20 segundos y 753 milésimas. Un segundo largo menos que el tiempo empleado ayer por el propio Craviotto junto a Carlos Garrote y los gallegos Roi Rodríguez (Kayak Tudense) y Carlos Arévalo (Ría de Betanzos), la segunda combinación más rápida sobre la lámina de agua de Trasona con un tiempo de 1.22.075. Se da la circunstancia de que Arévalo, Rodríguez, Garrote y Craviotto tuvieron que repetir salida, tras haber realizado una primera tirada el miércoles con el viento en contra, lo que llevó a la RFEP a concederles una segunda oportunidad a fin de asegurar un selectivo en las condiciones más homogéneas posibles entre las cuatro combinaciones en lid.

El martes los subcampeones del mundo Garrote, Toro, Cooper y Germade habían paleado el 500 en 1.22.223, y el viernes Craviotto, Garrote, Cooper y Roi Rodríguez o hicieron en 1.22.820.

El director técnico de la Federación, Ezaitz Saies, destacó ayer «la profesionalidad, paciencia y saber estar de los siete palistas. La madurez que han demostrado es digna del equipo que tenemos».

Fuera del K-4 500, Roi Rodríguez competirá no obstante en el Europeo en barco olímpico, al haber ganado la plaza en el K-1 1.000.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Germade y Toro revalidan sus asientos en el K-4 500