La flojera azota al Lugo con dureza

Los rojiblancos sumaron cuatro puntos de los últimos 18 en juego, la peor racha de la era Francisco


LUGO / LA VOZ

Este año quería evitarse la flojera final que suele azotar al Lugo a estas alturas de la temporada, pero pese a la voluntad, está azotando con más dureza que nunca. Un empate y tres derrotas es lo que han rascado los rojiblancos en cuatro partidos en los que tampoco han sido capaces de ver la portería. El último fracaso contra Numancia en Los Pajaritos prácticamente les apea de forma definitiva de la lucha por la zona alta.

«Estamos fastidiados porque si hubiéramos ganado nos metíamos ahí cerca otra vez», dice Fernando Seoane con resignación. El mediocentro del Lugo ha vivido muchas veces esta situación de final de curso, en la que parece que el equipo se desinfla cuando todos los demás aprietan. «La victoria es merecida para ellos, porque aunque la primera parte estuvo más igualada, con alguna ocasión más, en la segunda nos costó la salida, ellos dominaron más y no es que tuvieran un montón de ocasiones, pero algún centro claro lo aprovecharon», radiografía sobre el pulso en Soria.

El futbolista de Ames reconoce que el equipo está tocado porque este «era un período de temporada importante, casi definitivo, de haber sumado más puntos estaríamos ahí con todos, pero así es difícil». Enumera que «si no es porque no estamos bien, es porque nos expulsan a un jugador y son detalles que al final te hacen perder puntos y eso nos priva de estar con los mejores». Ahora asegura el rojiblanco que «queremos conseguir los 51 puntos como sea el domingo, por lo civil o por lo criminal y espero que nadie baje los brazos porque quedan muchos partidos por disputar y muchos puntos por sumar y hay que dar la cara hasta el final», advierte como uno de los capitanes del Lugo.

Tilda el compromiso contra el Lorca de «importante» y dice que además de los tres puntos «queremos lavar la imagen que dimos este último mes y bueno, será un duelo complicado porque el Lorca está ahí abajo y nos lo pondrá difícil, pero queremos sumar cuanto antes los 51 y estar tranquilos hasta el final». Veterano como es, no le entran muchas dudas si tiene que valorar cómo de real sería luchar por meterse en la zona alta y dice con sinceridad que «no sé como están los números, pero es complicado, teníamos esperanzas en esta parte del calendario para sumar, estando a un partido, ahí metidos, cerca». Y dice que lo más importante ahora es «asumirlo y no estropear lo que hicimos hasta ahora con un dejarnos ir porque sería lo peor que nos podría pasar». Insiste en que el acceso a las plazas que dan derecho al playoff «está muy complicado, quedan puntos, pero es muy difícil ganarlos todos con tantos equipos por delante. Casi imposible, pero no vamos a pensar en eso. Hay que pensar en los tres del domingo y si los conseguimos en otros tres».

Un bajón crónico

Históricamente el Lugo siempre ha sufrido flojeras en esta etapa del calendario. Los rojiblancos llevan cinco campañas acusando un bajón considerable en la recta final. Diez jornadas de desidia en las que la permanencia en la mano se tradujo en hacerse de menos y bajar los brazos. La tendencia se ha repetido año a año sin excepción, aunque ha habido temporadas con diferencias más considerables entre la media de puntos conseguidas antes de las diez últimas jornadas y después.

Quique Setién hacía una media de 1,4 o 1,3 puntos por jornada en su etapa con el Lugo en Segunda, pero en los últimos diez partidos bajaba hasta el punto pelado. Su último año, en el que los rojiblancos vivieron toda la inestabilidad del cambio de directiva, la media de los últimos diez partidos fue de medio punto. Luis César experimentó el año pasado de una bajada de rendimiento similar y una de las temporadas con ratio más acusado fue la de Luis Milla y Jose Durán. Si habían conseguido una media de 1,43 puntos hasta la jornada 32, de ahí en adelante el equipo registró 0,8 puntos por partido.

Francisco necesita que su equipo puntúe si quiere revertir la tendencia. Hasta la jornada 32 los suyos hicieron la media más alta de la historia, 1,5 puntos. Pero desde entonces los rojiblancos se han precipitado y acumulan la peor media con 0,25 puntos cosechados por jornada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La flojera azota al Lugo con dureza