Galicia se entrega a la distancia más mítica del atletismo

Unos ochocientos participantes en el maratón herculino Coruña42, que además será Campeonato Gallego


Redacción

Galicia se entregará a los 42.195 metros con la séptima edición del maratón Coruña42, que tomará la salida a las ocho y media de la mañana de mañana desde el Obelisco herculino para completar un trazado que tendrá su meta en la plaza de María Pita. La prueba será, además, el Campeonato Gallego de la distancia para las categorías absoluta, de veteranos y por clubes.

La carrera popular cerró su inscripción con 800 atletas registrados con la voluntad de tomar la salida, de los cuales más de doscientos se tendrán en cuenta a la hora de la clasificación para el campeonato autonómico.

Entre los participantes destacados se encuentran, en la prueba masculina, el ourensano Alejandro Fernández, que tendrá en el experimentado coruñés Ramón Serantes a uno de sus principales rivales. Ambos, sobre todo Fernández, poseen buenas marcas en el fondo y medio fondo (10K y 21K) pero el atleta de Ourense debutará en la distancia maratoniana.

En el cuadro femenino, dos de las favoritas para hacerse con el Campeonato Gallego de maratón son la brigantina Mónica Granero (que se impuso en la edición del pasado año) y la ourensana Sonia Teijeiro.

La séptima edición de la Coruña42 incluye la celebración de una carrera popular de 10 kilómetros, que comenzará a las nueve menos cuarto de la mañana desde el mismo punto y tendrá buena parte del recorrido en coincidencia con la prueba estrella de la jornada.

En esta pedestre se inscribieron casi mil quinientos atletas, que disfrutarán del calor de los aficionados que acudan a presenciar el maratón y, además, ellos mismos podrán asistir a la llegada de los ganadores de la gran distancia a la meta de María Pita.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Galicia se entrega a la distancia más mítica del atletismo