«Me cuesta mucho frenar mi euforia», reconoce Lázare

El presidente del Breo es «optimista» respecto al ascenso administrativo


Los ojos le brillan de puro entusiasmo y aunque intenta contenerse, la sonrisa se le escapa a Suso Lázare entre frase y frase, como si las ensoñaciones atropellasen una y otra vez el hilo de sus pensamientos. «Es la primera semana, en estos dos años que llevo de presidente, quitando las labores estrictas en las que lógicamente he estado ahí, que me he sentido más aficionado», dice el presidente del Cafés Candelas Breogán horas del partido definitivo para conseguir el ascenso. «Estoy ilusionado y no creo que sea distinto a las 5.000 y pico personas que vayan al Pazo o de las 90.000 que vivimos en Lugo», reconoce. «Reconfortado» por el curso de los acontecimientos desde aquel «este año sí» tempranero de principio de temporada hasta hoy, señala que «los que tienen el mérito son el cuerpo técnico y los jugadores. Hemos realizado una temporada idílica, magnífica y con sus cositas, porque si no, no sería el Breogán. Es un sueño dorado, me cuesta mucho frenar mi euforia». El dirigente cree que a estas alturas «es tontería disimular que la ciudad, la provincia está ilusionada, tenemos una oportunidad histórica, una de tres y yendo paso a paso como hemos ido hasta ahora y con respeto hacia nuestros rivales».

Espera un lleno, el primero «real de pago que va a tener este club», dice tras explicar que esta vez no ha habido promociones para incentivar el lleno y que «se está vendiendo todo el papel, a ver qué pasa mañana en esa hora de venta». Anuncia que ayer a media tarde se cerró la venta por Internet para «ajustarnos a la ley», que les obliga a vender el 25 % el día de partido. «Hemos incrementado controladores en el Pazo», dice al respecto de las medidas de seguridad, que se reforzarán ante la previsión de público. «La gente que va a estar en todos los pasillos, vamos a poner asientos en pista y habrá para esa gente, personas especiales. Es una cosa que también nos vale para irnos rodando y que pueda haber gente sentada en pista es una buena señal. Creemos que está todo controlado», apunta.

Tiene claro que Lugo sabe lo que es tener un equipo en ACB aunque «llevamos 12 años navegando en otra categoría», pero «la ciudad sabe lo que significa que venga aquí el Real Madrid, el Barcelona, el Baskonia, el Unicaja, eso lo saben los comercios y los industriales. El impacto para la ciudad y la provincia va a ser grande, te pone más en los medios nacionales».

«El lunes si las actividades lo permiten y si no el martes», dice en caso de certificar hoy el ascenso, «ya requeriremos formalmente a la ACB para que nos mande la documentación que tenemos que cubrir», «todo nos hace indicar que es lo mismo que el año pasado, pero hay que solicitarlo, si esto es así, el club lleva un tiempo trabajando en ese escenario, ahora solo queda que lo hablado se firme y se realice. Yo soy optimista, pero cumplir los paradigmas de la ACB es complicado y a la historia reciente me remito: equipos como Ourense o Palencia no lo pudieron hacer, aunque ascendieron los dos. Teniendo todo preparado, no lo podemos garantizar, sería utópico garantizarlo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Me cuesta mucho frenar mi euforia», reconoce Lázare