El Atlético hace honor al himno de Sabina

Pasa a semifinales pese a caer con el Sporting y perder por lesión a Costa y Lucas.


El Atlético está a tres partidos de levantar otro trofeo europeo, el próximo 16 de mayo en Lyon, si bien su billete para semifinales estuvo en duda porque fue inferior al Sporting en Lisboa, que le dobló en remates (18 a 9), ocasiones de gol (7 a 2) y tuvo con el corazón en un puño a los aficionados rojiblancos. Durante muchos minutos recordaron esas estrofas del himno creado por Joaquín Sabina en las que rememora esos pasajes en los que el disfrute atlético viene asociado a cierta agonía: «Qué manera de aguantar, qué manera de crecer, qué manera de sentir, qué manera de soñar, qué manera de aprender, qué manera de sufrir, qué manera de palmar, qué manera de vencer, qué manera de vivir». Y eso que después de dos noches de Champions en la que el Atlético vio a sus principales rivales ligueros equivocarse por especular con el resultado, todo el mundo imaginaba que los rojiblancos habrían aprendido algo aunque fuera viéndolo por televisión. Pues no fue así. Bastante inexplicable su comparecencia y sus primeros 45 minutos. Difícil entender por qué no iniciaba Thomas, que mueve y ayuda, y sobre todo la actitud: replegados y sin contragolpear, recordando bastante al Barça el martes. Sin profundidad alguna.

El Sporting, con tres centrales que controlaron sin problemas a Costa y Griezmann, le puso corazón y buscó centros laterales a la espalda, con los que generó muchos problemas a una zaga visitante más nerviosa de lo habitual. Acuña, que añoró la ausencia de Dost, remató alto además de mandar bolas al área. En una de ellas Oblak frenó el primer intento local en un precioso cabezazo de Coates. Voló Jan y la repelió junto al palo con una mano fuerte. Se hizo necesaria la aparición del esloveno, que veía cómo los leones, olvidando el incendio generado por su presidente, se volcaban sin red. Además hizo mucho daño con Gelson Martins, que arrancaba desde la derecha por delante de Ristovski hacia dentro sin que Gabi y Saúl pudieran controlarle. Decía Filipe Luis, desde su casa, enfrente de la televisión: «Qué suerte tengo. He jugado con De Gea, Asenjo, Courtois, Cech, Alisson y Oblak!». Lo escribió con un signo de admiración. Su mensaje de apoyo, curiosamente, llegó poco antes del tanto local. Un centro al segundo palo de Bruno, lo despejó hacia fuera el meta y le cayó a la cabeza a Montero, que remató solo a la red. Griezmann desperdicia la sentencia Sufría el cuadro visitante, necesitado de un cambio urgente. Un zurdazo de Bryan obligó a Oblak a sacar la mano y antes del descanso Gelson cabeceó, por suerte, alto en el segundo palo. El 1-0 era la mejor noticia para los atléticos, que están completando la peor primera mitad desde la derrota copera en el Pizjuán. Regresó de la caseta sin Lucas, por un golpe, y compareció Vrsaljko como improvisado lateral zurdo. Griezmann confirmó con un tiro al regreso del vestuario que estaba en el campo, aunque no lo había parecido. Y es que la 'cholina' del descanso debió consistir en apretar la salida de balón más arriba, alejarse de su área. Y en una de esas carreras se lesionó Diego Costa. La cara de Simeone era un poema. La de Lopetegui suponemos que igual. Entró Torres por el lesionado, tras un intento de chilena de Coates, y después Correa. Llegaron las primeras llegadas y remates del Atlético. El Sporting rondaba el segundo y el Atlético rozaba quemarse bajo el aguacero, aferrado a su portero. Oblak agarró la bola de Montero y repelió un derechazo de Bruno. Con los tres cambios hechos (dos obligados por lesión) y 30 minutos por delante que no hubiese prórroga pasaba por los que estaban en el césped. Ahí muchos pedían a Griezmann que asustó en un golpe franco bien ejecutado pero que, a diez del final, marró dos mano a mano ante Rui Patricio en los que tuvo tiempo para elegir varias opciones. Ambas fueron erróneas. El primero uno contra uno lo estrelló ante el meta portugués que salió decidido junto a la media luna y dos minutos después la ajustó demasiado junto al poste tras golpear más suave y cerca del arco. Imperdonable para un futbolista de su nivel.

Crecían los nervios y los agoreros temían la prórroga. Seguían los portugueses con balones arriba, optando por disparos lejanos y acciones a balón parado. Quizá el vértigo influyó pero, bajo la lluvia, el Atlético logró el billete a semifinales. Eso sí, con dos lesionados más que merman su ya corta plantilla.

SPORTING DE PORTUGAL: Rui Patricio; Ristovski (Doumbia, min.79), Coates, Mathieu (Petrovic, min.25), André Pinto; Acuña, Battaglia; Bruno Fernandes, Martins, Bryan Ruiz (Ribeiro, min.70); y Montero.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Savic, Lucas Hernández (Vrsaljko, min.46); Gabi, Saúl, Koke, Vitolo (Correa, min.59); Griezmann y Diego Costa (Fernando Torres, min.52).

--GOL.

1 - 0, min.28, Montero.

--ÁRBITRO: Milorad Mazic (SRB). Amonestó a Ristovski (min.29), Montero (min.66), Bruno Fernandes (min.76) y Battaglia (min.90+2) por el Sporting de Portugal y a Fernando Torres (min.70) y Oblak (min.90+3) por el Atlético de Madrid.

--ESTADIO: José Alvalade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Atlético hace honor al himno de Sabina