Aprueba Costa, luce Isco, brilla Aspas

Una exhibición con y sin delantero referencia; sobresalió Isco y lució un centro del campo de corte ofensivo


España tiene más de un registro. Su hábitat natural es el juego asociativo, la relación con el balón, pero Lopetegui parece dispuesto a que el discurso no sea único. El seccionador ha fabricado un equipo capaz de cocinar varios platos. La dudas de los últimos tiempos eran las de siempre: ¿Mezcla España bien con Diego Costa?, ¿necesita un delantero referencia el juego español o le vale el falso nueve?, ¿es posible resistir a Argentina sin un solo centrocampista de corte defensivo? Buscaba España un partido grande y se encontró con una Argentina huérfana de su estrella, aparente y discreta, hasta diluirse y llevarse una derrota difícil de digerir. Aprobó Costa, sobresalió Isco y brilló un Iago Aspas, que ayer puso los dos pies en Rusia. Y todo con un centro del campo más de confección que de corte. Dudas resueltas.

DIEGO COSTA

Un delantero para el plan B

Costa abrió el partido a su estilo, recuperando un balón que entre Iniesta y Asensio transformaron en un delicado regalo que aprovechó jugándose el tipo. Hasta ahí el experimento parecía haber funcionado. No disfrutó de más ocasiones y, eso sí, se hartó de tirar desmarques como si en cada balón tuviera la necesidad de echar un pulso con la zaga argentina. No tiene la pausa ni el sentido del juego del resto del grupo, pero sirve para un plan B.

IAGO ASPAS

El billete para Rusia

Si a Diego Costa le cuesta mezclar, Iago Aspas ya es uno más. El delantero gallego necesitó seis minutos para regalarle una asistencia a Isco y un poco más para dibujar otra enorme jugada que rubricó Thiago y rematar la faena con el 5-1. Sirve para el plan B y para el A. Si Aspas tenía un examen ayer, le ha sobrado un cuarto de hora de los 45 minutos que ha tenido para afianzarse en un grupo decidido a olvidar los fiascos de Brasil y Francia.

 EL RIVAL

Messi, principio y fin

Una ausencia sonora. Sin Messi, el Metropolitano se aprestó a ver una Argentina menor, un equipo ramplón y tosco. Sin la estrella del Barça, ausente Agüero y despreciado Dybala, al fútbol argentino le falta juego y le sobra garra. Poca cosa. Tuvo la primera ocasión, que, cómo no, erró lamentablemente Higuaín y puso todo el esfuerzo en el balón parado, donde sufrió España.

Tiago, Koke y compañía

¿Quién dijo que no se puede jugar solo con centrocampistas constructivos?

Amistoso o no, España demostró que se puede jugar un compromiso serio sin un medio matraca. Incluso ?o además? con Thiago, Iniesta, Koke e Isco es posible robar balones, presionar al rival y aguantar el tipo. Con ellos ridiculizó España en cada contra a Argentina. Lopetegui ha encontrado soluciones a la ausencia de Busquets. Y todas tienen que ver con el buen gusto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aprueba Costa, luce Isco, brilla Aspas