Baloncesto en la encrucijada

A tres meses de acabar las competiciones, la ACB insiste en su plan de reducir a 16 el número de participantes y permitir solo un ascenso de la LEB por temporada

.

El baloncesto español ha sido capaz de ganar en tres lustros de ensueño un Mundial y tres europeos, se ha subido tres veces a un podio olímpico, ha coleccionado éxitos sin precedentes, en categorías de base y en el femenino, y también ha consolidado competiciones del prestigio de la Copa del Rey. Un entorno idílico pero incapaz de conciliar los triunfos con la consolidación de unas competiciones en las que cada uno busca sus propios intereses, un dialogo de sordos entre la ACB y la Federación Española de Baloncesto que, a día de hoy, con las competiciones en su tercio final, no ha sido capaz de plasmar en un nuevo acuerdo ni el número de ascensos y descensos ni el de participantes en la Liga Endesa. Mientras la FEB apela al convenio que regula la existencia de dos ascensos ?el convenio finalizó en el 2012, pero seguirá vigente hasta que se firme otro nuevo?, la ACB se remite a una hoja de ruta que contempla dos descensos y un ascenso desde la LEBV Oro en la actual temporada y en la próxima, para reducir a 16 el número de participantes.

Ascenso a la ACB

Adiós al canon y al fondo de regulación. El verano pasado, por primera vez desde el 2011, dos clubes de la LEB Oro hicieron efectivo el ascenso, algo que fue posible gracias a la desaparición de las draconianas condiciones impuestas por la ACB en el pasado. A la ACB no le quedó otro remedio que aceptar la resolución de la Comisión de la Competencia y aprobar en la asamblea de julio del 2017 la desaparición del canon (3,1 millones de euros) y del fondo de regulación (1,5 ), e imponer una cuota denominada Valor de Participación (1,6 millones), abonable en 4 temporadas y con derecho a reembolso en caso de descenso. Así pudo por fin encontrar su lugar entre los grandes el Burgos, al que acompañó el GBC.

Plan ACB

Regular los ascensos. La asamblea que aceptó las nuevas condiciones de acceso rechazó el principio de acuerdo al que habían llegado la propia ACB, el CSD y la federación, que aceptaba reducir a 16 clubes el número de participantes en la Liga Endesa, para lo que se producirían dos descensos y un solo ascenso en las temporadas 2017-18 y 2018-19; a cambio de renunciar a un ascenso, los clubes de la LEB Oro recibirían una compensación de 500.000 euros en cada una de esas campañas.

Cruce de intereses

La Euroliga, los grandes y el resto. Al parecer el acuerdo a tres bandas no fue aprobado porque en la ACB conviven sensibilidades mu diferentes intereses. Por una parte, los grandes, interesados en reducir el número de participantes para compatibilizar ACB y una Euroliga muy exigente (30 jornadas más los play off), que aspira además a una inminente ampliación. Por otra, la mayoría de equipos ACB que aceptan la pretensión de los grandes, pero a cambio piden que solo haya un descenso.

 La hoja de ruta

La ACB insiste: dos descensos y un ascenso. En septiembre de 2017, la ACB marcó la hoja de ruta de lo que pretende para su competición: reducirla a 16 equipos, con dos descensos y un ascenso en la campañas 2017-18, la actual, y la siguiente; del 2019 en adelante, un descenso y un ascenso. Desde la ACB se remiten a «la hoja de ruta aprobada el 25 de septiembre» y argumentan que se abrieron conversaciones con la con la federación y el CSD, «si bien de momento no se ha alcanzado un acuerdo».

Para federación y clubes, irrenunciables los dos ascensos

«Queremos mantener los ascensos como están regulados en el convenio», señalan fuentes autorizadas de la Federación Española de Baloncesto, que, además, insisten en que desde que la asamblea de la ACB no respaldó en julio del 2017 el acuerdo a tres bandas que aceptaba «un ascenso en las dos próximas temporadas» a cambio de una compensación económica no se ha producido ningún acercamiento entre las partes. Desde la federación se respeta el derecho de la ACB a regular el número de participantes en su competición, pero ?en palabras de su vicepresidente, José Antonio Montero al diario As? «las premisas están claras: tienen que existir los dos ascensos». Una vez desaparecido el canon y el fondo, la federación y los clubes observan con satisfacción que la LEB Oro se ha revitalizado, con nuevos proyectos dispuestos a dar un salto que ahora sí es posible.

Los clubes gallegos

Dos ascensos irrenunciables. En este mismo sentido se manifiestan los tres representantes gallegos en la LEB Oro. «Nos mantenemos firmes en lo que defendimos desde el principio, tiene que haber dos ascensos ahora y en los próximos años», sostiene Jesús Lázare, presidente del Breogán, actual líder de la categoría. Juan Carlos Fernández Herrero, presidente del Leyma Coruña, reconoce que se puede hablar de la reducción de la ACB, «pero no a costa de subir uno», y propone que durante dos campañas «bajen tres y suban dos». Para Camilo Álvarez, presidente del COB, es innegociable que no haya dos ascensos: «Acabaría por quitar cualquier aliciente a la LEB Oro».

Obradoiro

Reducción con condiciones. El Obradoiro representa la postura de buena parte de los equipos de ACB, fundamentalmente los que no participan en la Euroliga. Acepta la reducción a 16 equipos, pero con un par de condicionantes: «Redistribución de los ingresos de televisión y que solo se produzca un descenso a partir de que haya 16 participantes».

EL CSD

Ligas abiertas. José Ramón Lete, presidente del CSD, se muestra favorable a reducir a 16 la ACB, pero también a «mantener dos ascensos y dos descensos. Quiero ligas abiertas», y anuncia que el CSD actuará si no hay un acuerdo entre la FEB y la ACB, algo por el momento improbable. 

Votación
0 votos
Comentarios

Baloncesto en la encrucijada