El peor resultado posible para el Valencia


el Valencia ha cosechado el peor resultado posible. Y no solo porque en el partido de vuelta al Barcelona le sirva, obviamente no solo la victoria, sino cualquier empate. Es el peor resultado porque en el partido de vuelta le obligará a dar un vuelco a su planteamiento de ayer. Será complicado que el Barcelona no marque y además pierda de dos goles de diferencia. Para intentar eso, el Valencia debe ejecutar un planteamiento más ofensivo, lo que provocará paradójicamente que el Barcelona esté más cómodo, porque tendrá el campo abierto que no tuvo en la primera parte, cuando se vio obligado a atacar siempre a diez rivales. Además, eso le dará la opción de contragolpear cuando el Valencia no logre finalizar las jugadas. Para colmo, el Barcelona es mejor individualmente. Esa fue una de las claves de ayer. Defender durante 90 minutos a un equipo que es mejor es complicado y pasa factura.

En la primera parte se cumplió más la partitura del Valencia, con su bloque compacto y organización defensiva. El Barcelona no podía dar efectividad a su juego. Tras el descanso, con el cansancio llegaron los errores y desajustes y ahí salió mejor parado el Barcelona.

A pesar de todo, fue un partido igualado que se decantó de un lado, pero que en realidad pudo haber terminado con cualquier resultado, a tenor de lo sucedido en la primera parte (algo que hubiese sido impensable con el guion de la primera mitad). Sin ir más lejos, si Santi Mina hubiese acertado, todo sería diferente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El peor resultado posible para el Valencia